Va FGR va contra 3 universidades por Estafa Maestra

Por Redacción

La Fiscalía General de la República (FGR) abrió una investigación formal en contra de tres universidades públicas del Estado de México, Sinaloa y Tabasco por su presunta participación en una operación para desviar más de 300 millones de pesos del erario bajo el esquema fraudulento conocido como “La Estafa Maestra”. Todo ello en los últimos años del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Las carpetas de investigación se iniciaron a partir de 10 denuncias que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó directamente en contra de dichos planteles el pasado 23 de julio. Los recursos desviados fueron asignados con convenios, sin licitaciones, por varias dependencias federales entre ellas Petróleos Mexicanos. 

Los planteles denunciados penalmente son la Universidad Intercultural del Estado de México (UIEM); la Universidad Politécnica de Sinaloa; y la Universidad Tecnológica del Usumacinta (UTU) en Tabasco.

Tras recibir el dinero y sin cumplir con ninguno de los servicios pactados estas universidades –con la presunta complicidad de sus rectores y funcionarios– enviaron premeditadamente los recursos a otras empresas “subcontratadas” para que lo llevaran a cabo. Pero muchas de esas compañías resultaron ser empresas irregulares o hasta fantasma.

De prosperar estos casos podrían materializarse en las primeras acusaciones por delitos de corrupción en contra de autoridades universitarias por el mecanismo fraudulento de La Estafa Maestra. Con anterioridad la FGR ya procedió en contra del exrector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos –quien sigue prófugo– pero por el delito de lavado de dinero.

Autoridades de la FGR indicaron a Animal Político que las denuncias presentadas por los auditores incluyen dictámenes técnicos en donde claramente se identifica a funcionarios de dichas universidades que habrían incurrido en los malos manejos de los recursos. Se presume que se trató de un esquema pactado y no de hechos aislados.

Entre los centros educativos que se encuentran bajo investigación de la FGR el que acumula la mayor cantidad de irregularidades es la Universidad Intercultural del Estado de México (UIEM), plantel que funciona como un organismo público descentralizado del gobierno mexiquense. En los años en que ocurrieron los hechos irregulares dicho gobierno era encabezado por Eruviel Ávila.

La FGR tiene ocho denuncias presentadas por los auditores en contra de la UIEM por un presunto fraude al erario que asciende a los 229 millones de pesos. Esto como resultado de los malos manejos registrados en los años 2014 a 2016.

Como es el común denominador en este mecanismo de fraude, la universidad señalada recibió los recursos a través de la firma de convenios directos y sin licitación con varias dependencias federales, entre ellas el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA), el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), el DIF y el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas.

A cambio de ello, el plantel se comprometía a realizar los servicios bajo el argumento de que contaba con los recursos humanos y materiales para ello. Lo que los auditores encontraron es que esto no ocurrió así pues, de manera absolutamente ilegal, la UIEM subcontrató para realizar la mayoría del trabajo a 23 empresas, otra universidad y 68 personas físicas.

Lo peor es que, en muchos casos, no hay pruebas que documenten que los servicios irregularmente subcontratados se llevaron a cabo. Aunque hay supuestos “entregables”, se presume que estos fueron fabricados.