Sugiere Rafael Guerra reformar artículo 19 constitucional

Por Ednna Torres

El presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México (PJCDMX), magistrado Rafael Guerra Álvarez, advirtió que el auto de vinculación a proceso, previsto en el artículo 19 constitucional, es confuso, incongruente con la metodología del sistema acusatorio y no garante del respeto a los derechos humanos, por lo que propuso eliminarlo del precepto mediante una reforma constitucional.


Al dictar la conferencia magistral Reforma constitucional para eliminar el auto de vinculación a proceso, organizada por el Instituto de Investigaciones Legislativas del Congreso capitalino, abundó que esa figura no garantiza la libertad personal, el principio de continuidad, además de que resulta inconvencional, ya que no es acorde a tratados internacionales que prevén la obligatoriedad de las autoridades de informar de manera inmediata los cargos a un detenido y formularle acusación.

En el auditorio Benito Juárez del órgano legislativo, donde el presidente de la Mesa Directiva, Fausto Zamorano Esparza, inauguró el ciclo de conferencias, propuso que, en lugar del auto de vinculación a proceso, se incorpore en el párrafo segundo del artículo 19 constitucional, como elemento de estudio en la imposición de medidas cautelares, la apariencia del buen derecho, en tanto que en el Código Nacional de Procedimientos Penales alguno de los modelos de control de la acusación que realiza la fiscalía, tales como el control de la acusación como excepción o la obligatoriedad del control de la acusación.


Con la presencia de los diputados integrantes del Consejo Directivo del Instituto de Investigaciones Legislativas, Elizabeth Mateos, de la Asociación Parlamentaria Mujeres Democráticas; Jhonatan Colmenares, del Partido Revolucionario Institucional, y Jesús Sesma, del Partido Verde Ecologista de México, así como de consejeros de la Judicatura, magistrados, jueces, académicos y estudiantes, Guerra Álvarez reconoció que no basta con realizar estudios empíricos o teóricos si estos no se traducen en una justicia social para la sociedad, que no comprende de métodos o figuras procesales, y que lo único que busca es que se imparta una justicia de manera pronta, completa e imparcial.


“En mi ánimo hay confianza en que lo señalado goce de claridad para poder reflexionar en torno al famoso auto de vinculación a proceso, que ha generado una problemática procesal en los operadores y teóricos del proceso penal, y que, al mismo tiempo, nos permite que el día de hoy se ponga a consideración de este foro ideas que contribuyan a la congruencia de la forma en que en México se juzga a las personas que se presumen inocentes”, comentó el magistrado con la presencia del presidente de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del órgano legislativo, Octavio Rivero Villaseñor, y del titular del Instituto de Investigaciones Legislativas, Alejandro Serrano Pastor.


Al ahondar en su planteamiento, dijo que, no obstante que la reforma constitucional de 2008 fue de avanzada, mantuvo el auto de formal prisión, pero ahora bajo el nombre de auto de vinculación a proceso, incluso cuando ésta no se corresponde con un proceso acusatorio oral como el actual.


A juicio del magistrado, el auto de vinculación a proceso no cumple con la condición de ser claro, lo que lo convierte en confuso e incongruente; ante la presencia de un delito, abundó, el proceso penal debe ser claro para todos los gobernados, pero sobre todo ser congruente y garantizar en cada una de sus etapas el respeto a los derechos humanos.


El también presidente del Consejo de la Judicatura local enfatizó que la claridad de la ley coadyuva a que cada ciudadano, sin importar su raza, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquiera otra índole, posición económica u otra condición social, la comprenda en su totalidad, y así exigir su cumplimiento.


En resumen, precisó, el procedimiento penal debe ser metodológicamente congruente para así, cuando como último recurso una persona que se presume inocente sea llamada a él, tenga la certeza de que ha ingresado por la puerta de la legalidad que irremediablemente lo llevará a la justicia.


Al poner en marcha el ciclo de conferencias, el presidente de la Mesa Directiva del Congreso, diputado Fausto Zamorano Esparza, subrayó la importancia de la necesaria separación de poderes, diseñada para impedir abusos e injusticias; sin embargo, al mismo tiempo enfatizó la importancia de la colaboración entre los mismos para la mejora del trabajo legislativo, las políticas públicas y la administración de justicia.


En su oportunidad, el diputado Rivero Villaseñor respaldó la postura del magistrado Guerra Álvarez de eliminar el auto de vinculación a proceso de la Constitución, luego de hacer un análisis del devenir de la reforma constitucional de 2008 que dio origen al sistema procesal penal acusatorio.
A la conferencia dictada por el magistrado también asistieron los líderes de los partidos Acción Nacional, Andrés Atayde; del Revolucionario Institucional, Israel Betanzos, y de la Revolución Democrática, Nora Arias.