Siguen investigaciones sobre agua contaminada en Benito Juárez

Fernando Rojas

El jefe de gobierno, Martí Batres informó que continúan, las investigaciones para determinar el origen presuntamente del agua con olor a gasolina, que reportaron en días anteriores vecinos de la alcaldía Benito Juárez.

En entrevista tras realizar un recorrido por las obras de remodelación del Cetram Indios Verdes, Batres Guadarrama señaló que ya han hecho análisis en al menos tres puntos de distribución de agua para esta demarcación, y no se ha detectado ninguna anomalía.

Refirió que tiene una hipótesis de que el problema “se encuentra en un punto muy focalizado de la alcaldía, en el poniente de la misma, ahí en una zona que tenemos delimitada, suponemos que está el origen”.

“Estamos trabajando sobre todo en la atención a la ciudadanía y la investigación particular en esta zona delimitada, en las calles donde se generaron los primeros reportes de los vecinos.

Aunque hay diversos avances, ya cuando tengamos más profundidad sobre los mismos, daremos mayor información para determinar con claridad dónde está el origen de esta problemática reportada por los vecinos de Benito Juárez”, destacó.

Añadió que las quejas vecinales son atendidas por las brigadas del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, de Participación Ciudadana y Bienestar, del Cuerpo de Bomberos, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Protección Civil.

Refirió que ya se ha analizado el primer eslabón de la cadena de suministro, el sistema Cutzamala, “del análisis se deriva que ahí no está el origen de este fenómeno”.

También señaló que se analizó el tanque de Santa Lucía, que se encuentra en Álvaro Obregón, y los pozos Rosendo Arnaiz, Miraflores y el del Jardín Pombo, “que tampoco son el origen de esta problemática reportada”.

“En otras palabras, en estos tres eslabones de agua, que son las fuentes que abastecen al centro poniente de la alcaldía Benito Juárez, no se encuentra una anomalía.

Por lo tanto, ahí no está el origen del problema reportado por los vecinos, problema que estamos atendiendo”, destacó.

Agregó que el personal ha estado en campo realizando diversas tareas de atención a los vecinos, “prácticamente se ha tenido contacto con todos los domicilios de donde han salido reportes y si hubiera algún reporte más también se tendría el contacto correspondiente”.

Descarto que por el momento haya responsabilidad de alguna autoridad o particular, pues “lo que nos interesa es saber el origen del problema con objeto de poderlo atacar adecuadamente”.

“Estamos en nuestra investigación zonal porque ahí está el punto de donde viene este problema. Han estado los compañeros recorriendo y hoy van a estar recorriendo, sobre todo hoy, van a estar recorriendo las casas con un aparatito que se llama explosímetro que mide el agua y ya se estará informando sobre ello”, concluyó.