Si no se logra liberar tramos de Tren Maya, no llegará a Chetumal: AMLO

Araceli Olivarws

El presidente Andrés Manuel López Obrador amagó con que si no hay acuerdo con los comisariados de cinco ejidos, el Tren Maya no llegará a Chetumal.

Comentó que en el Tramo de Xpujil a Chetumal del Tren Maya existen cinco ejidos, donde los
comisariados –no los campesinos-, «dirigentes charros, nylon»
no quieren que pase el tren o condicionan su paso a que
la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transporte (SCIT), les pague una indemnización por la construcción de la carretera de Escárcega a Chetumal, que se concluyó a finales de la década de 1960, “es una demanda de más de 50 años”.

Añadió que si siguen con sus bloqueos pese a conseguirse el derecho de vía, que es otra opción, el tren no llegaría a Chetumal, pero «se va saber quiénes detuvieron esa obra».

En su conferencia mañanera de este lunes en Palacio Nacional, el presidente López Obrador dijo que el pasado fin de semana, realizó una gira de supervisión de la obra, y faltan los dos últimos tramos 6 y 7, que están a cargo de los ingenieros militares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Ya liberamos como mil kilómetros, lo que se conoce como derecho de vía. Nos faltan dos tramos para liberar, los que corresponden construir a los ingenieros militares. Exactamente de Tulum a Escárcega”.

Subrayó que ya se resolvió “el tramo más difícil, donde nos querían ponchar”, el tramo Cancún-Tulum, “porque ahí hay muchos intereses, muchos billullos de por medio”.

Reiteró que hace falta liberar el derecho de vía en todo el sur de Quintana Roo, la región que
se quedó en el abandono, pues el norte –Cancún- prosperó, “entonces nos importa mucho el
sur” de la entidad.

Resaltó, en ese sentido, la construcción de un acueducto en Xpujil de entre 120 y 150
kilómetros, a fin de resolver el problema de la falta de agua en esa región.

Dijo que se tendría que revisar primero si para ese entonces ya se habían constituido estos
ejidos.

“Con todo respeto, ya les mandé a decir a algunos de por allá: de qué querían su nieve”, dijo
el mandatario federal.

Consideró que quieren hacer su agosto y subrayó la necesidad de revisar si tienen la razón.

Pidió no olvidar que el presupuesto es dinero del pueblo y que el gobierno es solo administrador de los recursos del pueblo.