Sepa la Bola
Versiones forenses revictimizan a familia de Ariadna

CLAUDIA BOLAÑOS

Y Sepa La Bola… pero la muerte de Ariadna Fernanda López no solo dejó ver el grave problema que enfrenta México con la violencia de género, sino la disparidad de criterios de los servicios forenses para determinar mediante la técnica y la ciencia, la causa de muerte de las víctimas.

La Fiscalía del Estado de Morelos, de la cual depende el Servicio Médico Forense, se sostiene en su estudio, que el resultado de la necropsia practicado al cuerpo de la mujer de 27 años de edad es bronco aspiración e intoxicación alcohólica.

Asegura la institución, a cargo de Uriel Carmona, que no ha faltado a la verdad, pues la ciencia y la técnica en materia forense es exacta y no puede existir ningún margen de error; es decir, que no existe manipulación en los datos de dicho dictamen sobre la muerte de Ariadna.

Estas afirmaciones reventaron en la Ciudad de México y la mandataria local, Claudia Sheinbaum, respaldó el dictamen de necropsia, llevada a cabo por el Instituto de Ciencias Forenses capitalino, a cargo del Doctor Edmundo Felipe Takajashi, quien cuenta con una muy larga experiencia en la medicina forense en la capital mexicana.

El dictamen del Incifo revela que Ariadna falleció a consecuencia de una múltiple contusión, lo que hace ver que se infligió violencia extrema por parte de su agresor Rautel Astudillo, para acabar con su vida.

Las diferencias en los resultados son abismales y no existe ningún punto de encuentro para conciliar una necropsia con la otra y eso deja ver la enorme diferencia de criterios y prácticas en la medicina forense.

Sin embargo, el punto más cuestionable es que el Servicio Forense de Morelos depende de la Fiscalía, la cual se convierte en juez y parte, mientras que en la CDMX, este organismo depende del Tribunal Superior de Justicia, lo que permite establecer criterios autónomos al órgano investigador.

Quizá en ese punto radique la diferencia de interpretaciones, pues mientras en Morelos están preocupados por desvanecer la idea o tesis del feminicidio, en la Ciudad de México se detectó mediante el protocolo de feminicidio, que la muerte de esa chica es producto de violencia de género.

A diferencia de otros estados el país, en la CDMX el Instituto de Ciencias Forenses tiene los más altos estándares y protocolos, al grado que fue pionero, junto con la universidad Nacional Autónoma de México, en la creación de la licenciatura en Ciencias Forenses, lo que ha permitido contar desde hace más de una década, con los mejores especialistas y con conocimientos en diversas áreas y ramas de la disciplina forense.
En otros estados como Morelos, la situación es distinta y el titular de ese servicio dependen directamente del Fiscal en turno.

Socialmente, la diferencia entre una y otra posición ha generado controversia y sospecha, pero lo peor, es que la familia de Ariadna Fernanda sigue siendo revictimizada, pues por un lado escuchan que la tesis de su muerte fue por beber en exceso y por otro lado que su fallecimiento se debió a un caso de violencia por ser mujer.

El fiel de la balanza en este tema podría ser un tercero en discordia, que bien puede tratarse la Fiscalía General de la República y su Centro Médico Forense, o en su caso, el grupo de peritos expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.