SEPA LA BOLA Entre cambios y renuncias 

CLAUDIA BOLAÑOS 

SEPA LA BOLA… pero la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México registró nuevamente cambios, algunos no por necesidad ni reestructuración, sino por renuncias de servidores públicos de alto nivel, que por diferencias con el mando actual que se ejerce, decidieron separarse del cago. 

Está el caso de Alicia Rosas Rubí, Subprocuradora de Procesos, quien luego de una trayectoria de casi 30 años al frente de cargos relevantes en la institución, optó por separarse del cargo, dicen, ante un cúmulo de presiones y malas decisiones, en el área principal de la Fiscalía. 

Dicha renuncia se genera a pesar de los buenos resultados que tuvo en el área de procesos penales, como el de la Línea 12 del Metro. 

Su buena dirección permitió que los agentes del Ministerio Público, que litigaron el caso en el Tribunal Superior de Justicia, lograran, con muchas complicaciones, la vinculación a proceso de Enrique Horcasitas Manjarrez y otras siete personas que lo acompañaron en el Proyecto Metro. 

Resultó complicado obtener ese resultado procesal, por la cantidad de aspectos que no convencieron en la investigación, pues se mostró que había una carga institucional para inculpar a funcionarios del pasado y no a quien verdaderamente tenía la obligación de estar atenta y en comunicación constante con las áreas de supervisión y mantenimiento: Florencia Serranía. 

También hay que señalar que el área de procesos tuvo múltiples complicaciones para enderezar el deficiente desempeño y los errores de los primeros respondientes, como los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudad y de los agentes del Ministerio Público y  peritos. 

Además, quien ahora pasó a las filas del desempleó tuvo que corregir todo la carga de errores que partieron de origen en las agencias del Ministerio Público y en la Policía de investigación. 

En lugar de Rosas Rubí llegó la Laura Borbolla, quien ha tenido cargos de relevancia, pero muchos dudan de su conocimiento. 

Por ejemplo, su desempeño en el Estado Querétaro, en la Fiscalía de Trata de Personas de la Ciudad de México y en la Coordinación de Delitos de Género y Atención a Víctimas, no tuvo buenos resultados. 

Borbolla llega con un enorme tropiezo a la Coordinación de Procesos, pues a ella se le escapó inicialmente, Cuauhtémoc Gutiérrez de a Torre, y las deficientes investigaciones facilitaron la salida a otros priistas, a pesar de su implicación en la red de trata de personas. 

Y Sepa la Bola.. pero el tema de Alejandro Moreno “Alito” y su desafuero en el Congreso de la Unión no será tan fácil, como lo previó la Gobernadora de Campeche, Layda Sansores, y el Fiscal del estado, Renato Sales Heredia.

Para muchos pareciera que Sales Heredia trabajara para Sansores y no es autónomo, pues ha buscado sacar del escenario al líder Nacional del PRI, como si fuera una petición de la gobernadora.

Ahora, se ha visto como es atacado el priista, eso a pesar de que Sales Heredia fue beneficiario de ese sistema, en la etapa de Enrique Peña Nieto, quien lo nombró y lo tuvo al frente de la Comisión Nacional de Seguridad, donde pasó muchos tropiezos conocidos, como la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán del penal El Altiplano.

Ahora Renato Sales Heredia cambió de colores y se ha vuelto el principal verdugo del partido político que en el sexenio pasado lo encumbró para cuidar la seguridad del país y evitar casos de corrupción, como el que ahora dice combatir contra Alito.

Pero en el Congreso de la Unión no todos están de acuerdo en su desafuero, incluso ya hay voces que señalan que se trata de un tema personal entre la Gobernadora y Alito.

Porque, incluso, hubo diputadas que en lugar de apoyar al ex  alcaldesa en Álvaro Obregón, se fueron contra ella, por amenazar a Alito con dar a conocer otros audios en el que involucraba a las legisladoras.

Veremos, en qué termina este tema, pero no se ve muy fácil para Sansores y Heredia.

Y Sepa La Bola… pero quien está empujando al máximo sus temas, antes de salir, es el Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar.

Uno de sus temas ha causado ya revuelo, pues se trata de analizar la prisión preventiva oficiosa, de la que muchas áreas de procuración han abusado.

Ese análisis podrá permitir que de verdad los culpables puedan tener un proceso y pagar, y también que aquellos que son inocentes, puedan gozar del derecho de tener libertad y una defensa justa.

Ahora solo falta ver, si el Magistrado presidente cuenta con el apoyo para que de verdad se tenga un dictamen adecuado en cuanto a la prisión preventiva oficiosa.