Sedema recolecta más de 383 toneladas de pilas y baterías

Por Diana Salas

De 2019 a 2023, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México recolectó un total de 383.9 toneladas de pilas y baterías mediante los programas Reciclatrón y Ponte Pilas con tu Ciudad, lo que permite dar un manejo adecuado a estos residuos.
En los últimos 5 años se realizaron 54 ediciones del Reciclatrón, en distintos espacios de la ciudad, que permitieron el acopio de 769.2 toneladas de residuos eléctricos y electrónicos, además de pilas y baterías.
Para reforzar el acopio de este tipo de residuos, en 2023 la Sedema instaló 50 contenedores de pilas usadas en 50 Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes (PILARES) de la Ciudad de México, como parte de una alianza con Grupo IMU, con lo que ya suman 450 puntos de acopio de baterías en diferentes puntos de la capital.
Las personas interesadas en entregar sus pilas usadas pueden acudir a la próxima edición del Reciclatrón que se realizará en la Tienda UNAM, los días 25 y 26 de enero, en un horario de 09:00 a 16:00 horas, o consultar el calendario del programa: https://www.sedema.cdmx.gob.mx/storage/app/media/CalendarioReciclatron2024.jpeg. También pueden revisar las ubicaciones de los contenedores de pilas que hay en toda la ciudad: https://www.sedema.cdmx.gob.mx/programas/programa/ponte-pilas-con-tu-ciudad.
La importancia de estos programas socioambientales radica en que, cuando los residuos como pilas y baterías se mezclan con otros residuos de origen doméstico o no reciben un manejo adecuado, existe el riesgo de que los materiales tóxicos que los componen provoquen la contaminación del suelo y cuerpos de agua.
Desde 2019 la Sedema implementa estrategias que permitan la adecuada gestión de los residuos y, mediante la cultura ambiental, divulga a la ciudadanía la importancia que tiene la correcta separación de los residuos, a fin de lograr su máximo aprovechamiento y reciclaje.
La suma de estas acciones ha permitido disminuir las emisiones de Compuestos Orgánicos Persistentes, asociados a la mala disposición de desechos electrónicos, lo que a su vez permite cuidar la salud humana y la de otros seres vivos.