Robo de cable lo que más afecta al Metro

Por Eduardo Yañez

Las fallas del Sistema de Transporte Colectivo Metro de nueva cuenta fueron justificadas por su director, Guillermo Calderon. Ahora sorprendió con la declaración de que todo se debe al crimen organizado.

El director del Metro, Guillermo Calderón afirmó que el problema más grave de este medio de transporte es el robo de cables dentro del Sistema de Transporte Colectivo.
En conferencia de prensa, el funcionario local refirió que, del 2019 a enero del 2023, se ha sustraído un total de 14 mil 500 kilómetros de cable, lo cual ha sido realizado presuntamente por integrantes del crimen organizado; “esto no puede ser sólo por una persona indigente”.
Destacó que en 2022 fueron robados 4.7 metros de cables con un peso estimado de 32 toneladas; “por lo que para transportar esta cantidad se requieren 32 camionetas de una tonelada de capacidad”.


Agregó que rehabilitar esto costó al Metro cerca de 50 millones de pesos.


Resaltó que los tramos de mayor incidencia por robo de cable son: Cuatro Caminos-Panteones y Xola-Tasqueña, de la línea 2; Indios Verdes-La Raza, en línea 3; Instituto del Petróleo-Valle Gómez y Aragón-Oceanía, de la línea 5; Pantitlán-Guelatao, de la línea A, y Ciudad Azteca-Bosque de Aragón, en la línea B.
“Da cuenta del modus operandi de muchos de estos sistemas de robo. Las líneas 1,2 y 3 tienen más de 186 registros que no se encuentran en área confinada de las instalaciones del Metro, sino que se encuentran en vía pública”, expresó.
Descarto que los trabajadores del Metro pueden estar involucrados o coludidos en este tipo de delitos.
“Será producto de la investigación, pero los trabajadores del metro están comprometidos y por el contrario, somos víctimas de este hecho delictivo, somos los que tenemos que correr en las noches para reparar”, agregó.
Destacó que la presencia de la Guardia Nacional en la red ha coadyuvado a disminuir la incidencia delictiva relacionada con el robo de cable.
Detalló que en los primeros 10 días de enero se registró la sustracción de 530 metros lineales de cable, equivalentes a 3 mil 710 kilogramos y a partir de la presencia de la Guardia Nacional, el 12 de enero, esta tendencia se revirtió en un 61 por ciento, disminuyendo a 209 metros con un peso de mil 483 kilogramos.
Finalmente detalló que el cableado que se sustrae es de alta tensión, de alimentación de tracción y de señalización.
También estuvieron presentes los exdirectores del Metro e integrantes del Consejo Consultivo del Sistema de Transporte Colectivo, Jorge Gaviño Ambriz y Jorge Javier Jiménez Alcaraz, y Ricardo Jesús Morales, Presidente del Consejo Directivo del Colegio de Ingenieros Mecánicos Electricistas.