Rechaza Congreso CDMX iniciativas para cambio de uso de suelo

Por José Antonio González

Por no cumplir con la normatividad requerida, el Congreso de la Ciudad de México desechó diversas iniciativas ciudadanas-contenidas en cinco dictámenes para cambios de uso de suelo en diferentes partes de la capital.

De ese modo, se desecharon iniciativas ciudadanas en materia de suelo.

El primero de ellos se encuentra en Año de Juárez 213, colonia Granjas de San Antonio, alcaldía Iztapalapa, el segundo se encuentra en Santa Catarina número 180, colonia Altavista, alcaldía Álvaro Obregón y el tercero de ellos, se ubica en calle Sindicalismo número 3, colonia Hipódromo, alcaldía Cuauhtémoc.

El presidente de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana, Víctor Hugo Lobo Román, dijo que existen inconvenientes para autorizar modificaciones porque se pretendían construir nueve niveles y 290 nuevas viviendas, lo que no resulta armónico con el entorno urbano y no se tomó en cuenta el problema del agua.

Los congresistas desecharon la iniciativa ciudadana en materia de cambio de uso de suelo respecto al inmueble localizado en debido a que buscaban el uso de oficinas en tres niveles; sin embargo, en este perímetro está establecido que debe conservarse el carácter habitacional y debe predominar la arquitectura colonial.

El diputado Ernesto Alarcón Jiménez (PRI), a nombre de la comisión dictaminadora, refirió que la SEDEMA y PAOT emitieron su opinión en sentido negativo, ya que habría un impacto negativo por derribo de árboles y a que el inmueble es afecto al patrimonio cultural urbano con valor artístico.

Al razonar su voto, la diputada Maxta Iraís González Carrillo (PRI) dijo que esta colonia está constantemente al acecho de los desarrolladores inmobiliarios, por eso aplaudió que se negara modificar el uso de suelo.

Otra iniciativa ciudadana para el cambio de uso de suelo que se desechó fue la presentada respecto al inmueble ubicado en avenida Cerro del Agua, esquina Eje 10 Pedro Henríquez Ureña, sin número, colonia Romero de Terreros, alcaldía Coyoacán.

Lobo Román dijo que no se precisaron los razonamientos sobre los factores de riesgo, ni tampoco se tomó en cuenta el problema de suministro de agua potable, además que la PAOT señaló que con este proyecto se generarían impactos negativos en el flujo vehicular.