Presiona la ruta 57 con más quejas en la CDMX para que Semovi entregue concesión

Por Mariana Ramos

La ruta de transporte con más quejas en toda Ciudad de México, la Ruta 57 busca a través de protestas presionar a la Secretaría de Movilidad, pues asegura que no ha podido convertirse a empresa.

Aún cuando los transportistas de la Ruta 57 desplieguen protestas  como la de este lunes en el paradero de Mixcoac, la Secretaria de Movilidad concretará el proceso de extinción de todas las concesiones de ese derrotero, que hasido señalado como conflictivo.

La dependencia informó en junio pasado que esa ruta que va de Mixcoac a Las Águilas, es una de las que tiene más accidentes, reportes de robo, drogas y peleas.

“Las razones por las que iniciamos este proceso nos las han dado más usuarias y usuarios.

“Hemos recibido a través del tiempo infinidad de quejas sobre mal servicio, exceso de velocidad, tirtuguismo, conflictos entre conductores, consumo de bebidas alcohólicas”, informó la Semovi.

Una semana antes de la determinación para extinguir la Ruta 57, la dependencia tuvo conocimiento que en un punto del Alcoholímetro se detuvo a dos unidades, donde un conductor dio positivo a la prueba de la alcoholemia, por lo que quedó a disposición del juez cívico.

Se le canceló la licencia y la unidad fue enviada al corralón por conducir en estado de ebriedad.

Por esa razón la Semovi precisó el 26 de junio que la citada ruta se convertirá en empresa de transporte, a fin de mejorar el servicio con operadores contratados, capacitados y con derechos laborales.
Pero los concesionarios buscan presionar a las autorizarse y este lunes hicieron un bloqueo.