POR EL HONOR DE MÉXICO

Alberto Woolrich

En próximas elecciones los ciudadanos deberíamos de exigir a todos los políticos que aspiran a gobernarnos y representarnos una sola condición, inalterable para todos ellos, la cual debería de ser: el honor a conducirse con arreglo a las más elevadas normas morales de nuestro México, si ello aconteciera así, con toda seguridad los mexicanos a futuro respetaríamos a esos políticos.

La integridad de nuestra Patria se encuentra en juego en los próximos sufragios, por ello esos futuros actores políticos que sean favorecidos con el voto popular, deberán de mantener una sola ideología que sea afín a sus principios y por sobre todo sin manchar el contenido de los postulados jurídicos y disposiciones insertas en el articulado de nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, respetándolos por desde luego y exigiendo que todos los poderes al igual los reverencien.

La salvaguarda de nuestra República implica una moral pública y política inquebrantable, género de conducta que deben de seguir y no perder bajo ningún aspecto, aquellos que resulten beneficiados por nuestro sufragio. En caso de que ello aconteciera así, se obtendría el mayor beneficio para nuestro sagrado México.

Esos privilegiados y favorecidos, no deben de desdeñar como otros lo hicieron, que el juramento sobre nuestra Carta Magna, implica pronunciarse contra toda aquella inmoralidad administrativa, evitando los actos de arbitrariedad de la autoridad que representen, con su jurar  deberán de respetar la libertad de opiniones, obteniendo recaudos libres de las gananciales de la narco-política y de la delincuencia a la que representan, deberán de ser sostén de nuestras leyes y verdaderos defensores, no demagógicos, de todos los derechos del pueblo.

La Academia de Derecho Penal del Colegio Nacional del Abogados Foro de México, A.C., desearía hacerles comprender a esas futuras autoridades y potestades que gobernantes y gobernados debemos centrarnos en un mismo objetivo, un mismo fin para obtener y mantener el honor de México: Justicia; evitando actos de corrupción e inspiraciones perversas e interesadas en seguir manteniendo alianzas con el fenómeno de la narco-política. Es ahí donde se encuentra cifrado el poder y el honor de los Estados Unidos Mexicanos.

Con la conducta de aquellos futuros gobernantes y representantes, en estrecha unión con nosotros los gobernados, podremos dar continuidad a los ideales de Juárez, Carranza y todos aquellos héroes que nos dieron patria y libertad. Para llegar a ello deberán de respetar sus promesas de campaña electoral y no seguir el ejemplo de esos gobernantes corruptos y despreciables que durante el neoliberalismo y últimas fechas hemos tenido.

Es cuánto.

Lic. Alberto Woolrich Ortíz.

Presidente de la Academia de Derecho

Penal del Colegio Nacional de Abogados Foro de México, A.C…