Piden frenar Línea 12 del Trolebús hasta que no haya consulta vecinal

Por Diana Salas

El diputado del PRI Fausto Zamorano Esparza demandó al gobierno de la ciudad detener los trabajos de la línea 12 del Trolebús hasta que las autoridades hayan cumplido con la obligación constitucional de realizar consultas con vecinos y vecinas de la zona que pudieran resultar afectados y pidió que se remita al Congreso capitalino el estudio de impacto ambiental correspondiente, en caso de que exista y haya sido aprobado.

En un Punto de Acuerdo que planteó al congreso capitalino, el legislador refirió que vecinos del pueblo de Los Reyes Hueytlilac, en Coyoacán, han expresado inquietudes acerca del proyecto de la línea 12 del trolebús, que abarcará desde Taxqueña hasta Perisur, pasando por las avenidas Aztecas y del Imán.

Añadió que los coyoacanenses señalan la ausencia de una consulta para obtener el consentimiento de los pueblos y barrios originarios para ejecutar la obra, siendo este un requisito imprescindible, de acuerdo con la Constitución Política de la Ciudad de México.

Dijo que, aunque el tema aún no se ha abordado en asamblea comunitaria, las y los vecinos destacan la necesidad de conocer el impacto en el tráfico local, especialmente en calles como Monserrat, utilizada para la conexión sur, y Calzada Candelaria, en dirección opuesta.

Aclaró que plantear la consulta no implica oponerse al proyecto, sino asegurar el cumplimiento de los protocolos constitucionales para la participación e inclusión de los pueblos y barrios originarios de Coyoacán, en un asunto que sin duda impactará en su vida cotidiana.

Zamorano Esparza destacó que preocupa además la remoción de alrededor de 10 árboles para la construcción de 16 paradas de la nueva línea del Trolebús, poniendo en riesgo la única área verde en la zona.

Refirió que los habitantes señalan que estas construcciones sobre las áreas verdes del camellón de Avenida Aztecas, también podrían afectar los mantos de recarga de agua en colonias como Ajusco y Los Reyes, pues ahí hay una zona de recarga a los pozos naturales de agua. Aseguran que el Gobierno de la Ciudad de México tampoco les ha entregado un dictamen que demuestre haber hecho un estudio de impacto ambiental antes de talar los árboles.

El Punto de Acuerdo propone solicitar al Jefe de Gobierno, Martí Batres Guadarrama; a los titulares de las secretarías de Movilidad, Andrés Lajous Loaeza, y de Medio Ambiente, Marina Robles García, que detengan la obra de la línea 12 del trolebús y la reanuden una vez que se cumpla con el mandato constitucional que obliga a las autoridades de la Ciudad de México, a ejecutar consultas en torno a temas de trascendencia susceptibles de afectar a las vecinas y vecinos de la zona. También se pide que las autoridades remitan al congreso local el estudio de impacto ambiental o detener la obra en caso de no existir tal documento

También se pide que se reconsidere y reestructure el proyecto de la línea 12 del trolebús, en términos de movilidad, a fin de sustituir los 97 camiones que operan en la zona por las suficientes unidades de trolebús, garantizando la accesibilidad de todas y todos los vecinos de Coyoacán, asegurando su movilidad.

El Punto de Acuerdo se turnó para su análisis y dictamen a la Comisión de Movilidad Sustentable y Seguridad Vial.