Peligra funcionamiento de CdMx ante “robo” de funcionarios al gabinete federal

Ana Díaz

El coordinador del PAN en Congreso de la Ciudad de México, Federico Döring, urgió al jefe de Gobierno, Martí Batres, para que la Ciudad no se quede “descabezada” por el robo de funcionarios que realiza Claudia Sheinbaum para integrar su gabinete.
“Tanto le preocupa la Ciudad y se debe a ella, que le quita funcionarios como la Agencia Digital de Innovación Pública, la Secretaría de Finanzas, Obras y seguramente hay más funcionarios que no están al cien por ciento en sus responsabilidades por atender las tareas de Sheinbaum”, añadió.
Döring expresó que el mismo desprecio con el que Claudia Sheinbaum abandonó la Ciudad para cometer sus actos anticipados e ilegales de campaña, ahora la capital se queda descabezada.
“Con un jefe de Gobierno que no tiene la capacidad ni liderazgo ni los recursos humanos para nombrar a los titulares de las dependencias que han quedado vacías por su incorporación al proyecto de la presidenta electa”, dijo.
Döring Casar mencionó que a los capitalinos “nos llueve sobre mojado con una mala gestión de Claudia Sheinbaum, seguida de una pésima gestión de Martí Batres y encima, una terrible realidad descabezada sin secretarios en el Gobierno”.
El panista fue claro al sostener que la CDMX no le pertenece a Sheinbaum, para disponer tanto de sus recursos humanos como materiales.
“Lamentablemente, la jefa de Gobierno se aprovechó la capital y de los recursos recaudados por impuestos, ahora que nos quita a funcionarios”, señaló.
Ricardo Rubio Torres, diputado local del PAN, abundó en que, “el partido Morena no debe estar confiado en tener todo el control, hay un contrapeso y una resistencia real al oficialismo, siendo esta bancada de oposición que seguirá frenando abusos tanto de Sheinbaum como de Brugada”.
La CDMX requiere servicios y atención urgente a los problemas cotidianos de la gente.
Rubio fue enfático al comentar que el proceso de transición en la capital no debe ser un momento para “bajar las cortinas” del Gobierno.
“Durante los últimos años ya estuvieron distraídos con el proceso electoral y ahora parece no importarles la Ciudad ni los servicios; es una pena que Sheinbaum discrimine a quienes le dieron su confianza”.