PAN condena amenazas de Morena al IECM

Mariana Solís

El representante del Grupo Parlamentario del PAN ante el Instituto Electoral capitalino, Diego Garrido López, anunció que la oposición respeta cualquier decisión de las y los consejeros aunque no beneficie a la coalición “Va X la CdMx”, ello de cara al proceso electoral del 2 de junio.

“Reprochamos amenazas a los consejeros desde el partido oficialista, legisladores y militantes de Morena que buscan intimidar al Instituto Electoral de la Ciudad, por no coincidir con sus criterios y ni visiones populistas”, señaló.

Explicó que los únicos que defendimos la autonomía y facultades del IECM ha sido la oposición frente a la afrenta de la 4T de restarles facultades en una reforma.

“La asfixia presupuestal del gobierno en contra del Instituto Electoral significa una presión indebida con tintes políticos porque Morena sabe que no van a ganar la Ciudad con Clara Brugada”, agregó.

Garrido dijo que el jefe de Gobierno debe mantenerse alejado de las decisiones del IECM y no ocupar el aparato de Estado para difamar y violentar a los consejeros electorales y mucho menos amenazarlos.

Añadió que estamos ante una elección de Estado, donde están desesperados por perder la Ciudad y por eso recurren a prácticas inmorales e ilegales para tratar de frenar a la mala el avance de la alianza y del PAN en la ciudad.

El panista señaló que no prendió su campaña, están perdiendo la Ciudad y Taboada será el nuevo jefe de Gobierno y tendrá mayoría en el Congreso local.

El coordinador del GPPAN, Federico Döring, precisó que solicitará que se apliquen las sanciones a los servidores públicos, principalmente a Martí Batres ante el desacato a la resolución del IECM para que “deje de intervenir en el proceso electoral”.

Exigió al Instituto Electoral para que de vista a la FEPADE e instancia local, sobre el vandalismo de la propaganda de la oposición.

“Morena quiere genera una narrativa para desacreditar al IECM para cuando el resultado sea a favor de Taboada, lo acusen de fraude. Anticipan su derrota y por tanto quieren desacreditar a priori a la autoridad electoral. Es su estrategia política. Van a perder”, concluyó.