Otra vez Jueza suspende corridas de Toros en la Plaza México

Arlet Medina

La jueza Primero de Distrito en Materia Administrativa de la Ciudad de México, Minerva Herlinda Mendoza Cruz, otorgó una suspensión provisional a la asociación civil Va por sus Derechos, deteniendo nuevamente las corridas de toros en la emblemática Plaza México.

La medida cautelar impuesta por la juzgadora ordena la suspensión inmediata de los espectáculos taurinos en la capital, así como la prohibición de otorgar permisos para la realización de dichos eventos. Según el expediente judicial, esta decisión se fundamenta en la violación del derecho humano a un medio ambiente sano, consagrado en el artículo cuarto de la Constitución.

La jueza Mendoza Cruz destacó que la solicitud de suspensión se basa en la protección del medio ambiente, evidenciando una afectación actual e inminente, especialmente hacia los animales que participan en las corridas de toros. La suspensión provisional se concedió sin la exigencia de garantías, considerando la urgencia de detener los actos que atentan contra el equilibrio ambiental.

La audiencia incidental para determinar la concesión de la suspensión definitiva está programada para el próximo 10 de mayo, donde se evaluarán los argumentos presentados por la asociación civil y se tomará una decisión final al respecto.

Por su parte, Va por sus Derechos expresó su satisfacción ante la resolución judicial compartiendo un video en redes sociales en el que celebran este paso en la lucha contra las corridas de toros en la Plaza México.

Esta no es la primera vez que se enfrenta la controversia sobre las corridas de toros en la capital, ya que asociaciones civiles como Todas y Todos por Amor a los Toros también han buscado poner fin a esta práctica. En anteriores ocasiones, decisiones judiciales han variado en torno a la suspensión de estos eventos, mostrando un debate legal en curso sobre la tauromaquia en la Ciudad de México.

La resolución de la jueza Mendoza Cruz marca un nuevo capítulo en la batalla legal en torno a las corridas de toros, generando debates sobre el equilibrio entre tradición cultural y bienestar animal en el contexto urbano de la capital mexicana.