MÉXICO SIEMPRE HA ESTADO MILITARIZADO

Por Benjamín Canela Manzo

A través de la historia del México posrevolucionario nuestro país ha tenido varias Constituciones donde especifican las actividades de las Fuerzas Armadas, podríamos mencionar algunos artículos como el Artículo 5 donde nos habla sobre el Servicio Militar Nacional, también el Artículo 13 que en la actualidad es muy cuestionado con la llegada de los Derechos Humanos tanto en el tema de la constitucionalidad como en la convencionalidad.

A su vez podemos mencionar varios artículos más que se refieren al actuar de las fuerzas armadas, tanto en la parte dogmática como en la parte orgánica de nuestra Carta Magna.

Lo importante de este tema es demostrar que nuestro país siempre ha estado militarizado ya que después de la Revolución los presidentes fueron militares, donde su formación era a todas luces castrense sin perder su tinte político, el último presidente militar fue Manuel Ávila Camacho y el primer presidente civil fue Miguel Alemán Valdés donde en su gestión creo una corporación policiaca llamada Dirección Federal de Seguridad Nacional que se componía por civiles y militares que a todas luces era inconstitucional al igual que en años anteriores el famoso Estado mayor Presidencial creado por Lázaro Cárdenas Del Rio INDEPENDIENTEMENTE DE LOS TRES CUERPOS ARMADOS QUE TENEMOS EJÉRCITO, MARINA, Y FUERZA AÉREA.

Podemos decir y tomar como argumento que el país ya estaba totalmente militarizado aunado a ello, podemos tomar como referencia y sustento del título de este proyecto, el movimiento del 68 donde militares atacaron a estudiantes y población civil gran parte de estos militares pertenecían al Estado Mayor Presidencial, donde el regente capitalino era un militar Alfonso Corona Del Rosal que también se le involucra en la matanza del 68, más adelante se da el famoso Jueves de Corpus, donde también las Fuerzas Armadas atentaron contra civiles, también la famosa Guerra Sucia de los años setenta, dónde los maestros Lucio Cabañas y Genaro Vázquez Rojas fueron violentados y vejados por las Fuerzas Armadas así como un grupo de campesinos y profesores rurales, y en el sexenio de José López Portillo y Pacheco se crea una corporación policiaca que se le denomino DIP que significaba Dirección de Investigación Policial donde estaba compuesta por militares y civiles también sin duda alguna inconstitucional donde se descubrió en su momento las atrocidades que cometían como los muertos del Río Tula entre otras violaciones.

Podríamos decir que el texto constitucional era letra muerta, los Derechos humanos acéfalos y por ende las garantías individuales, posteriormente fueron pasando sexenios y la militarización del país seguía de una manera discreta y clandestina, en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa en su desesperación de no poder controlar la delincuencia organizada saco de los cuarteles a las Fuerzas Armadas sin protocolo, ni estrategia ya que fue muy cuestionada esta decisión tan dantesca al grado que los propios militares estaban en desacuerdo, tanta fue su ignorancia que llego hasta crear rivalidad entre el ejército y la marina, esto se tradujo en muchas muertes tanto de personas civiles como criminales y militares y nuestra Constitución era un simple texto decorativo, en la actualidad se crea un cuerpo armado llamado Guardia Nacional donde a todas luces es inconstitucional y violatorio de Derechos Humanos y está en el tintero del Poder Legislativo aprobar su reforma para que este cuerpo armado se integre a la Secretaria de la Defensa.

Podemos sacar en conclusión que los Estados Unidos Mexicanos siempre ha estado militarizado, la tristeza de nuestra historia es que nuestra carta Magna cada vez se aleja más de la realidad y queda como un texto histórico y acéfalo.


Mtro. Benjamín Canela Manzo

Catedrático de la facultad de derecho por la UNAM con 19 años de antigüedad académica, especialista en juicio de amparo, imparte cátedras de derecho penal militar y derecho administrativo. Y ha impartido clases en el Consejo de la Judicatura Federal en el Instituto de Formación Profesional de la Fiscalía General de la CDMX.