Maquilla Semovi ruta de la muerte, engaña para que siga operando ruta 57

Esthela Hernández

La Secretaría de Movilidad de la Ciudad (Semovi) aplicó lo que hacen en el gobierno de la ciudad, maquillar acciones, en esta ocasión literalmente retocó a la peor ruta de transporte de la capital: la 57, para dejarla seguir operando y echó a la callea a aquellos que se opusieron al engaño.

La Semovi primero enfrentó en 2022, problemas con la ruta 57. Según informe de la propia dependencia, esa ruta generó preocupación debido a los accidentes y conductores ebrios que la convirtieron en una de las más peligrosas de la ciudad. Incluso, llevó a cabo operativos especiales contra ella.

En cuanto a la cantidad de accidentes causados por la ruta 57 se registró que sus autobuses estuvieron involucrados en 17 incidentes o hechos de tránsito en 2021, 34 en 20222 y 28 en lo que va de 2023.

Además, se reportaron que en los últimos 2 años tuvo 339 quejas y 340 denuncias a través del Sistema Unificado de Atención.

Por todo eso no debería seguir operando. Pero a través de declaraciones llenas de mentiras, el secretario de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous, anunció en junio de 2022 la extinción de toda la ruta 57.

Y la extinción se dio el pasado fin de semana, pero Andrés Lajous no cumplió y solo engañó a la ciudadanía al puro estilo del partido Morena, porque lo único que hizo literalmente fue maquillar a las unidades y a los operadores.

Las viejas unidades de la Ruta 57 solo fueron pintadas de color verde y gris a morado para continuar prestando el servicio, los operadores con decenas de quejas solo se pusieron una camisa y continúan manejando y el líder la empresa Gabino Ortega, ligado a Lenin Canchola, preso en el Altiplano por narcotráfico, fue aprobado por Semovi y Lajous para seguir líder la nueva empresa operadora llamada TVO.

Se suponía que se daría la modernización del transporte en esa zona de la ciudad y se realizaron más de 20 reuniones de trabajo, en las cuales la mayoría de los concesionarios se opuso al engaño, y eso les valió para que fueran echados por la Semovi y les arrebataran su concesión.

Ahora no existen las mejores condiciones de movilidad para usuarias y usuarios, ya que quienes utilizan el servicio TVO pueden constar que no son unidades nuevas, sino repintadas.

Aquellos transportistas que se opusieron al engaño, han sido minimizados a través de una campaña de Semovi con reporteros pagados que atacan a sus propios compañeros y tratan de demeritas las protestas realizadas por el grupo que no quiso engañar a la gente y que se ha manifestado en Centenario.