Libre de todo por fin Rosario Robles

Por Pablo Daniel N

Un Tribunal Federal puso fin al proceso contra Rosario Robles por el caso de la Estafa Maestra.

Por unanimidad, el Primer Tribunal Colegiado de Apelación en Materia Penal en la Ciudad de México ratificó la sentencia absolutoria emitida por un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Sur el 24 de febrero de este año. Esto significa que cualquier acción legal del Ministerio Público Federal contra la ex secretaria de Estado en relación a este caso ha sido cerrada de manera definitiva.

En el proyecto presentado por el magistrado Alberto Torres Villanueva, se declararon infundados todos los argumentos presentados por la fiscalía. Además, se menciona que algunos de los argumentos ya habían sido estudiados por el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Penal y se consideran como cosa juzgada, es decir, una determinación firme que no puede ser modificada.

A pesar de que se negó un amparo, estas determinaciones no impidieron al juez de control llevar a cabo el control difuso, ya que el Noveno Tribunal Colegiado estableció que dicho control difuso era posible en el caso de un sobreseimiento, según lo establecido en el artículo 327 del Código Nacional de Procedimientos Penales.

Es importante mencionar que la sentencia absolutoria únicamente aplica al ámbito penal, lo que significa que Rosario Robles no puede ser juzgada dos veces por el mismo delito. El juez de control ordenó la sentencia absolutoria y la cancelación de todas las medidas cautelares que mantenían a Rosario Robles en prisión domiciliaria, así como la obligación de presentarse a firmar periódicamente y la prohibición de salir del país.

Al término de la audiencia, Rosario Robles expresó su agradecimiento a su hija Mariana por su apoyo constante y valiente. También mencionó que esta decisión es un precedente importante y que se demostró que se vulneraron derechos humanos fundamentales, como el debido proceso, durante más de tres años en los que estuvo privada de su libertad. Añadió que no guarda rencores ni resentimientos y que su intención no es ajustar cuentas con nadie.