La preclusión del derecho a ofrecer medios de prueba al culminar la fase escrita de la etapa intermedia

Andrés Peralta Vargas

La etapa intermedia en el Sistema Penal Acusatorio y Oral, tiene por objetivo, el ofrecimiento y admisión de los medios de prueba, además de la depuración de los hechos controvertidos que serán materia del juicio oral. Misma que se compone de dos fases, una escrita y otra oral.

Como todo acto jurídico, estas fases procesales de la etapa intermedia, están sujetas a reglas procesales contenidas en el Código Nacional de Procedimientos Penales, pues existen plazos que deben cumplirse a cabalidad, tal y como lo señala el artículo 94 de la codificación antes mencionada, y de no ser así, se estarían violando principios rectores del proceso penal, tales como: la contradicción, igualdad ante la ley e igualdad entre las partes.

Estos plazos de los que hacemos referencia, por lo que hace a la fase escrita de la etapa intermedia, inician desde que una vez cerrada la investigación complemetaria, si el Ministerio Público estima que la investigación aporta elementos para ejercer la acción penal contra el imputado, podrá presentar su acusación dentro de los quince días siguientes; por su parte, la víctima u ofendido, dentro de los tres días siguientes de la notificación de la acusación del representante social, podrá mediante escrito presentar su coadyuvancia y por lo que hace al imputado, dentro de los diez días siguientes a que fenezca el plazo para la solicitud de coadyuvancia de la víctima u ofendida, podrá dar contestación a la acusación.

Ahora, ¿Qué hay de similitud en estos actos procesales? Son el momento idóneo en donde tienen la oportunidad las partes para ofrecer los medios de prueba que pretendan desahogar en el juicio oral. Luego, ¿Qué pasa si ofrecemos medios de prueba fuera de los plazos establecidos? Estos, serían susceptibles de exclusión por el juez de control en la fase oral de la etapa intermedia, pues ya habría precluido nuestro derecho de ofrecerlas.

Lo anterior, debido a que el admitir a juicio dichas probanzas, contravendrían las disposiciones señaladas en el propio Código para su desahogo, además, de que no se estaría cumpliendo con el descubrimiento probatorio, y en caso de presentar una prueba pericial, la misma se debe descubrir a más tardar tres días antes del inicio de la audiencia intermedia, situación que no quedaría cubierta al presentarse extemporáneamente.

Al respecto, cobra aplicación la tesis con registro digital: 2020653 emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en donde se determinó que el ofrecimiento de los medios de prueba en el sistema penal acusatorio y que se pretendan desahogar en juicio oral, debe formularse justamente en la fase escrita de la etapa intermedia, esto dentro de los plazos establecidos o de lo contrario, deben excluirse, pues el permitirlo hacerlo fuera de tiempo, se estaría dando un trato procesal diferente a la parte oferente, lo cual está prohibido por el principio de igualdad procesal que impera en el sistema procesal penal acusatorio y oral.

Asimismo, tomando en cuenta el Decreto por el que se reformó y adicionó los artículos 258 y 467 del Código Nacional de Procedimientos Penales, en materia del recurso de apelación, misma que fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el veintiséis de enero de dos mil veinticuatro, y que en lo que interesa se adicionó en el numeral 467, fracción XI, lo siguiente: “…o lo admitan cuando no cumpla con los requisitos legales, o sean ofrecidos fuera del término procesal correspondiente y no tengan el carácter de supervenientes y estén debidamente justificadas…”.

Cabe señalar, que del Dictamen de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados en la LXV Legislatura del Congreso de la Unión, por el cual se modificó la Codificación de la materia, se realizó dicha adición de fracción de la “apelación”, debido a que al admitir pruebas fuera de los plazos establecidos, estaríamos ante una violación al debido proceso y transgrede el principio procesal de igualdad entre las partes, pues la admisión de prueba extemporánea, sin que exista justificación para ello, establece una ventaja significativa para el imputado frente a la víctima.

Finalmente, no debemos pasar por alto que se puede hacer uso de la prueba nueva y de refutación, mismas que se encuentran contempladas en el artículo 390 del Código Nacional de Procedimientos Penales, pero que este mismo las limita a hacer de ellas, hasta la audiencia de debate de juicio oral, no así en la fase intermedia del sistema penal acusatorio.