La Pena Negociada en el Procedimiento Abreviado

Por Edgar Ramírez Valdés

El procedimiento abreviado, ha generado algunos aspectos de controversia, entre los que se encuentra la polémica de la llamada pena negociada. Por lo que se refiere a la Pena negociada, “se ha dicho que el imputado se ve obligado a admitir su trámite ante la amenaza de una pena mayor en juicio oral, que dicho instrumento puede ser que provoque la condena de inocentes sin una adecuada valoración de prueba existente, que el gimputado ve lacerada la presunción de inocencia que le asiste a su favor al aceptarlo e incluso que resulta inaceptable que las partes “acuerden” lo jurídicamente aceptable de la acusación del Ministerio Publico”.

Seguramente el proceso puede apreciarse desde dos perspectivas. “La primera como una forma de evitarse pasar por la agonía que produce revivir el episodio delictivo en un juicio oral, como son escuchar los hechos, los interrogatorios y alegatos en pro o en contra, lo cual debe ser un episodio difícil de superar. La segunda, la sensación o la percepción de que no se logra la justicia reclamada cuando la medida privativa de la libertad ha sido disminuida en los términos establecidos de acuerdo con el artículo 202 del CNPP.”

Así pues, “la única razón por la que la víctima u ofendido pueden oponerse a la admisión del procedimiento abreviado es porque no se encuentra asegurada la reparación del daño. Por lo que respecta al imputado, el hecho de que se le ofrezca una atenuación en las penas y medidas de seguridad se puede considerar como una forma de coaccionarlo para que acepte el delito imputado, sobre todo si se encuentra detenido, y con la sentencia en este procedimiento, obtendrá algún beneficio, lo que rompe con los requisitos inherentes a una confesión en la que no debe mediar coerción de ningún tipo”.

Por consiguiente, este aspecto ha sido muy común en la implementación del Sistema Penal Acusatorio en México, ayudando en gran medida a agilizar el proceso penal, haciendo que los asuntos que se tramitan en los juzgados se lleven con mayor agilidad y se puedan resolver de manera anticipada sin necesidad de agotar el juicio, si bien es cierto, se dicta una sentencia de por medio, que debe ser de condena, al final de cuentas existe una penalidad que aunque este disminuida, fue pactada entre el Ministerio Publico y el imputado que dio su consentimiento, aunado a que la víctima no mostro oposición fundada para que se pueda llevar a cabo.

Por todo lo anterior, se puede concluir que el procedimiento abreviado como reflejo de toda negociación o acuerdo entre las partes permitirá: “La solución del conflicto coherente con los intereses del imputado, la victima u ofendido; comprender al imputado como sujeto que adecua su conducta al tipo penal; aplicar el principio de libertad de decisión de las partes, bajo compromisos, acuerdos, plan de reparación; descongestionar el exceso de trabajo de las instituciones de procuración de justicia; Introducir en el proceso penal a otros agentes o sujetos procesales; como conciliadores, mediadores, etc., con lo que se abre el mismo a la interdisciplinariedad.”

Si se considera que es una facultad propia del Juez, y por otro lado el imputado admite su intervención en el hecho delictuoso, así como en los términos planteados por la acusación y las penas que les van a imponer, se puede concluir que es un procedimiento especial pues no existe Litis, ya que en caso contrario sería motivo para que no se decretara su apertura. Por lo que, si no existe Litis, no se puede hablar de que exista una pretensión o una controversia por lo cual, resulta ilógico pensar que pueda proceder una inconformidad entre las partes, dado que se ha negociado la imposición de la sanción penal hacia el imputado.

Se establece que el procedimiento abreviado, es una forma de terminación anticipada, que ayuda a que los procesos penales se terminen rápidamente y que las partes queden conformes con la sentencia que se emite por parte del Juez de Control; logrando que los órganos judiciales depuren su carga laboral y puedan cumplir con el principio de una impartición de justicia de manera pronta y expedita.

Con respecto a la pena negociada en el procedimiento abreviado, se establece que la víctima u ofendido, y el imputado, pactan una salida anticipada al procedimiento, dado que existe un acuerdo, es decir, ambos se encuentran conformes con las consecuencias jurídicas que se verificaran al dictarse una sentencia en procedimiento abreviado, por lo cual existe un acuerdo de voluntades que agilizara la impartición de justicia de manera pronta y expedita en el Estado Mexicano.

Finalmente, se puede establecer que si partimos que “el procedimiento abreviado es una pena negociada o pactada, porque las partes se encuentran conformes, aunado a que se han cumplido con todos los presupuestos legales para la apertura del procedimiento abreviado, resultando ilógico pensar, que el Juez resuelva de forma distinta a la planteada, asimismo, no se debe olvidar que con relación a los medios de convicción, el Juez únicamente analizara idoneidad, pertinencia, suficiencia y congruencia, por lo tanto, con relación a las partes, también es ilógico que alguna de ellas se inconforme con la sentencia que llegue a dictarse, pues todos manifestaron su conformidad, en consecuencia, no debe ser recurrible.”

FUENTES DE INFORMACIÓN.
• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 2022.
• Código Nacional de Procedimientos Penales, México, 2022.
• VALADEZ DIAZ, Manuel (2018), “Procedimiento Abreviado”, Flores, México.


Mtro. Edgar Ramírez Valdés.

Licenciado en Derecho y Maestro en Derecho con área terminal en Justicia Constitucional; Profesor en la Facultad de Derecho de la UAEMEX, Abogado Postulante en materia Penal, Especialista en Proceso Penal Acusatorio y Controversias Constitucionales; Titular de la Consultoría Jurídica Ramírez Valdés y Asociados-Abogados Penalistas.

Facebook: Edgar Ramírez Valdés.