La encrucijada naranja

Sepa La Bola

Claudia Bolaños

Nuevo León vive una intensa batalla política, que lo tiene sumido en una crisis institucional, por la salida, regreso y nuevamente salida del gobernador Samuel García, quien saltando y evadiendo las reglas democráticas, pretendía doblegar al Congreso local, para que su sucesor sea una persona a fin a su partido naranja.

El nombramiento del vicefiscal Luis Enrique Orozco como gobernador interino de Nuevo León, generó que el aspirante presidencial de Movimiento ciudadano lanzara acusaciones rudas y sin sustento contra el Congreso de su estado, que literalmente actuó con base en su Constitución.

Intentó culpar a la oposición, pero en las imágenes se observan emecistas neoloneses.

El conflicto gira hoy en torno a la figura del gobernador interino. Todo está plagado de controversias y tensiones.

El choque entre Samuel García y los diputados locales causó también incertidumbre entre la sociedad y confrontación entre los círculos políticos y un futuro incierto, derivado por la ola naranja del gobernador que ha adoptado una posición de dueño de la entidad federativa.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó el nombramiento del magistrado Arturo Salinas, Cercano a Samuel García, lo que generó aún más descontento entre los actores políticos y la ciudadanía.

Las diferencias de criterio con el poder legislativo dejan ver la visión supremacista del gobernante, al realizar todos los actos posibles para que el Congreso no dejara en su cargo a una figura política a fin al PRI.

Parece que al mandatario estatal se le olvidó la Constitución de su estado, la cual establece reglas que se deben seguir y respetar para procurar y mantener la paz social.

Sin embargo, el aspirante de Movimiento Ciudadano a la presidencia de la República parece que quiere hacer del gobierno estatal un reinado, ignorando a la ciudadanía y legisladores, para poner en práctica las reglas democráticas.

Otra de las acusaciones más destacadas se dio cuando García denunció que elementos de la Fiscalía ingresaron armados al Congreso durante la toma de protesta del gobernador interino Luis Enrique Orozco. Estas acciones han generado un clima de tensión y desconfianza en la población.

El enfrentamiento entre Samuel García y el Congreso local ha llevado a una parálisis política en el estado, para destacar que el PRI también acusó a Samuel García de dar un «golpe de Estado» al Congreso de Nuevo León, lo que ha profundizado la polarización política en la entidad.

Ante esta situación, es fundamental que los actores políticos encuentren una solución pacífica y legal para restablecer la estabilidad institucional en Nuevo León.

La ciudadanía merece un gobierno que trabaje en beneficio de todos los habitantes y que garantice el desarrollo y bienestar del estado.

Esperemos que los líderes políticos encuentren la manera de superar sus diferencias y trabajar en conjunto por el bienestar de Nuevo León.

Y Sepa La Bola… pero ese caso y otros más nos muestran claramente Cómo hay autoridades que requieren una preparación de lo que implica el servicio público. Tal es la situación de la alcaldesa Sandra Cuevas que pronto brinca de una escena a otra, mezclando hasta su vida personal en actividades políticas.

Ahora con el fin de año a lo que le apuesta es a las actividades navideñas en Cuauhtémoc, y hasta ha mostrado a su equipo como si se tratara de sus súbditos.

Ese tipo de actitudes le ha generado una andanada de críticas a su persona, traicionando a los políticos que la encumbraron y usando la política cuál mercancía.

¿Será que la Navidad traerá nuevos aires a Cuauhtémoc, ahora que no hay tantos grupos de apoyo en el ajedrez político, y de que Sandra fue abandonada?

Pero otra más que requiere de serios asesores es la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, quien ya hasta se dio tiempo de armar un festival de juegos pirotécnicos en la Bahía de Acapulco, en cuyo fondo aún están los cuerpos de 30 personas desaparecidas al paso del huracán Otis, hace más de un mes, y cuyos restos exigen sean rescatados los deudos. Tras el anuncio de este evento, también fue severamente tundida. ¿Que esperaba? ¿Aplausos?

Y Sepa La Bola Pero Diego Cruz se registró como aspirante a la alcaldía de Atizapán de Zaragoza.

Busca competir en 2024 por el municipio y recuperarlo ya que dice que “la Cuarta Transformación no llegó” hasta allá.

Cruz dice que busca mejores condiciones para los habitantes de ese municipio en el Estado de México. Y es que con el triunfo de la maestra Delfina Gómez, Atizapán ve con buenos ojos que la 4T también los gobierne.