Investigan balacera en bar Makali; hay dos muertos y tres lesionados

Ana Díaz

**El establecimiento está ubicado en la alcaldía Coyoacán y se presume que dos narco distas serían responsables de los hechos

Una joven de 18 años de edad y un adolescente de 15 fueron asesinados a balazos y tres chicos más resultaron heridos, en el interior de un bar denominado Makali, en calles de la alcaldía Coyoacán.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo en la avenida división del Norte y circunvalación colonia el Rosedal, cuando el establecimiento ya había concluido el servicio.

Informes policiales refieren que el encargado del establecimiento dijo que pidió el apoyo de los servicios de emergencia tras escuchar las detonaciones de arma de fuego.

Al llegar los oficiales encontraron a cinco personas heridas por proyectiles de arma de fuego.

Paramédicos del ERUM que también arribaron para el apoyo de las víctimas, corroboraron que Alejandra “G”, de 18 años ya había fallecido, mientras que Carlos “E”, de 15, fue llevado al Hospital General de Xoco, donde murió.

En tanto, a Uriel Ernesto “M” de 19 años, y Alexander “S”, de 15, se les trasladó al hospital particular Med, y a Erandi “H”, de 15 años al hospital pediátrico de Coyoacán, para su atención médica.

El encargado del bar Makali Alan “L”, de 27 años informó a policías que llegaron a la emergencia que habías antes dos sujetos le cuestionaron quien era la persona que vendía droga dentro del establecimiento.

Los informes señalan que dicho encargado mencionó que nadie realizaba esa actividad, pero los dos sospechosos le advirtieron que ellos harían cargo de esa ilícita actividad. 

Sin embargo rechazó el aviso y en respuesta los sospechosos lo amenazaron y se retiraron del establecimiento.

De los hechos tomó conocimiento la fiscalía de investigación estratégica para el delito de homicidio, cuyos agentes y peritos realizaron las primeras diligencias para esclarecer el caso.

Los implicados permanecen a la fuga y son motivo de búsqueda por agentes d Inteligencia y de la SSC.

Los detectives de la policía de investigación analizan videos de las cámaras de seguridad y de particulares para tratar de identificar a los sospechosos, quienes posiblemente habrían hecho las detonaciones.