Hay nueva área de valor ambiental en Tlalpan, el Parque Ecológico Loreto y Peña Pobre

Darinka Ruiz

El jefe de gobierno, Martí Batres anunció la publicación del decreto por el que se declara como área de valor ambiental de la Ciudad de México, con categoría de bosque urbano, al “Parque Ecológico Loreto y Peña Pobre”, ubicado en la alcaldía Tlalpan.


En conferencia de prensa, el mandatario capitalino explicó que con este decreto se comprende una superficie de 21 mil 253.50 metros cuadrados, que están ubicadas en la Avenida San Fernando 765, colonia Manantial Peña Pobre.


Refirió que el objetivo es establecer un régimen de conservación, restauración y rehabilitación de los recursos naturales que proporcionan servicios ambientales al Área Metropolitana de la Ciudad de México.


Además dijo que también contribuyen a la regulación de la temperatura, la humedad, el control del ruido, la recarga de mantos acuíferos, la captura de los contaminantes atmosféricos, la conservación de valores escénicos y paisajísticos, aunado a la preservación del valor histórico, cultural, turístico y recreativo de la zona.


“El presente decreto entra en vigor hoy, el día de su publicación. A partir de este momento, como Jefe de Gobierno, podré celebrar convenios con organizaciones no gubernamentales, instancias del Gobierno Federal y local, y del sector privado para el cumplimiento de los objetivos del Área de Valor Ambiental y su adecuado funcionamiento”, señaló.


Agregó que dentro de los 180 días naturales siguientes a la entrada en vigor del presente decreto, se deberá implementar la Creación del Consejo Rector Ciudadano de esta nueva Área de Valor Ambiental.


Refirió que la rehabilitación del “Parque Ecológico Loreto y Peña Pobre”, implica la integración de vegetación en sitios de contemplación y senderos, el diseño de cuerpo de agua como protagonista del parque, la recuperación y reutilización de los manantiales, la plantación o siembra de plantas nativas, tanto del Pedregal como del bosque, la creación de jardines polinizadores y el acceso mediante la apertura de un espacio de entrada hacia la Avenida San Fernando.


Por su parte, la titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Marina Robles manifestó que esto es un esfuerzo de muchas personas, principalmente, de los vecinos.


Resaltó que decretar una Área de Valor Ambiental en la Ciudad de México “implica un proceso de estudio, de análisis del sitio, de diálogo con quienes viven en los alrededores; e implica también un proceso de revisión jurídica que nos lleve a un término como este”.


Recordó que las Áreas de Valor Ambiental en la ciudad son una figura que forma parte de una política, de la Política de Conservación y de Mejoramiento Ambiental que tiene la Ciudad de México.


“En la Ciudad de México más del 22 por ciento de nuestra ciudad tiene alguna categoría de conservación o como Área Natural Protegida, ya sea un área protegida decretada a nivel federal o como un área natural protegida local. En total tenemos 27 áreas naturales protegidas en la ciudad que suman más de 24 mil hectáreas y en las Áreas de Valor Ambiental tenemos siete bosques urbanos a los cuales se suma “Loreto y Peña Pobre” y 25 áreas de valor ambiental que son barrancas”, concluyó.