FRAUDE, UNA LUCHA POR LA IDENTIDAD DE GÉNERO

Ana Díaz

· Fraude es historia y anatomía de una necesidad humana: la inclusión social, condicionada por estereotipos de género que excluyen a su protagonista Ana María Ramos (Alejandro).

Una catarsis, una confesión, una crónica de mi tiempo, de mi país, de mi gente, la historia de un hombre que nació en un cuerpo que no se reconoce, en una nación donde las diferencias de cualquiera índole pueden ser consideradas un pecado capital, así define el poeta y escritor cubano Ana María Ramos su Ópera Prima en narrativa, Fraude.

“Fraude es la deposición de todas las máscaras, un desnudo que, como todo desnudo, deja ver al ser humano entre sus fortalezas y también sus debilidades, un despliegue honesto de todos los matices que forman parte de mi color. A veces espanta, otras veces enternece, otras, avergüenza; pero es la vida vivida”, abunda Ramos.

Esta obra de Ana María Ramos bajo el sello de Editorial Aquitania Siglo XXI, es historia y anatomía de una necesidad humana: la inclusión social, condicionada por estereotipos de género que excluyen a su protagonista. Ana (Alejandro) hace conciencia, en su infancia, de habitar un cuerpo equivocado. La urgencia de «ser parte de un todo y no un todo aparte», conducen al personaje a transigir, después de amargas experiencias, para satisfacer las expectativas de los otros. 

Lo consigue en la vida pública, pero es incapaz de hacerlo en las relaciones íntimas. Las circunstancias lo abocan a la decisión crucial de su existencia, dentro del contexto de un país donde el patriarcado rige en todas las diégesis imaginables: la Cuba de los noventa. 

La novela, autorreferencial y ficcionada, constituye un fresco sobre los dilemas y cavilaciones en torno a la búsqueda de la identidad y el equilibrio psicológico. ¿Soy un fraude? Es la pregunta que intenta responder el protagonista a lo largo de la historia. El lector encontrará la respuesta en las páginas de esta novela real e increíblemente valiente.

“Fraude empezó a escribirse más como un ejercicio de introspección; pero las imágenes de mi vida empezaron a fluir como si estuviera viendo una película y se mezclaron con otras anécdotas de amigos… Es una suerte de autobiografía novelada que me ayudó a consolidar posturas, a asumirme tal cual soy sin camisa de fuerza, ni condicionamientos de ningún tipo, sin prejuicios, sin miedo y con dignidad, con respeto a mí mismo y hacia los demás”, explica el autor. 

Gabriela Guerra Rey, Directora Editorial de Aquitania Siglo XXI, comenta que el día que Ana María le envió el primer capítulo de Fraude, observó que la historia trazada a lo largo de seis décadas contiene ideas trascendentales para reflexionar sobre el tiempo de la novela y el siglo XXI.

“Fraude es la biografía novelada de una mujer que, sintiéndose hombre desde la más temprana edad, libró las mil batallas de la vida por entender quién era y por navegar, desde su individualidad, desde su auténtica identidad, en las aguas cenagosas de la cultura cubana contemporánea y del amor”, considera Guerra Rey.

Es, concluye Gabriela Guerra, una historia de respeto, valentía, aceptación de las diferencias, de ruptura con el ´orden natural de las cosas, que dejará al lector estaqueado sin poder contener ni el grito ni el consuelo».

Esta novela es una manera de ver la identidad de género en el mes de la diversidad sexual y está disponible para los lectores interesados en Amazon y se espera que, en noviembre de este año, el autor venga a México a hacer la presentación correspondiente.