Fiscalía investiga ahora responsabilidad de Instituto Williams en muerte de Abaner

Por Mariana Ramos

La Fiscalia General de Justicia capitalina (FGJ) investiga las circunstancias en que un niño de seis años de edad murió ayer, al desvanecerse durante una clase de natación en el Instituto Williams, al que la ambulancia llegó supuestamente 50 minutos después.

De acuerdo con las primeras indagatorias, la profesora de natación intervino y se introdujo a la alberca, al detectar que Abner había dejado de avanzar.

Enseguida solicitó ayuda al servicio médico del colegio para brindar los primeros auxilios, aseguró Juan Williams, director de dicho Instituto.

“Lo único que yo les puedo decir es que en el momento que sale el niño se avisa como lo dicta el protocolo al servicio médico del Colegio y de inmediato baja y tanto la enfermera como la doctora se hacen cargo de la situación en ese momento.

“Hicimos todo lo posible intentamos cumplir todos los protocolos se habló a diferentes ambulancias y la primera que llegó fue la del ERUM y atendió al niño y en ese momento lo trasladaron al hospital…

El padre del estudiante explicó que la ambulancia tardó mucho tiempo en llegar, ya que la escuela carece de paramédicos y de un servicio de ambulancia.

“Nos dicen que estaba delicado que lo iban a trasladar a qué hospital y le dijimos que al Nacional nos dijeron que sí que estaban esperando la ambulancia eso a las 09:25 y todas las llamadas eran ‘estamos esperando la ambulancia pasemos el número de su doctor para poderlo contactar y que nos pueda auxiliar’, le pasamos el contacto luego ya lo contactan y estaban en videollamada.

“Total que a las 10:10 llegó la ambulancia y a las 10:16 ingresó al hospital que estaba a tres minutos de la escuela”, puntualizó.

La FGJ inició una serie de entrevistas con el personal que tuvo contacto con el niño Abner y solicitó a la dirección los videos del colegio para establecer la secuencia de hechos.

Además, peritos de la institución realizaron una inspección en la alberca, la cual está asegurada y realizaron las primeras diligencias en materia de criminalistica de campo, fotografía y química forense.

En tanto la Policía de Investigación continúa con las entrevistas al personal del colegio, así como a los padres del niño fallecido.

El Ministerio Público inició la carpeta de investigación por el delito de Homicidio culposo por otras causas.

Está a la espera de que el Instituto de Ciencias Forenses le remita el resultado de la necropsia practicada al menor, así como el parte médico del hospital donde murió.