Estacionamientos de peligro

Sepa la Bola

Claudia Bolaños
Los estacionamientos públicos en Ciudad de México, principalmente en alcaldías como Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Benito Juárez, se convirtieron en un dolor de cabeza para autoridades y principalmente usuarios, quien han sido víctimas de abusos en cobros, robo de pertenencias y hasta de golpizas de trabajadores.

Un caso ejemplar de la agresividad de los trabajadores de estacionamientos, conocidos como acomodadores, ocurrió en el estacionamiento del Camarón Guasaveño, de avenida Fray Servando, donde Colega, Víctor Sandoval, y su hijo fueron golpeados por los acomodadores.

Además recibieron daños en su vehículos por reclamar que ahí le rompieron una autoparte, lo que enfureció a los empelados del estacionamiento.

Uno de los tres golpeadores acabó en el Reclusorio, por las lesiones que ocasionó a las víctimas y además la suspensión de actividades de dicho estacionamiento, sin que hasta el momento se haya generado la reparación del daño físico y material.

Otro hecho, fue el homicidio en un estacionamiento fue el de un cliente en la cantina La Polar, donde la víctima fue asesinada a golpes en el estacionamiento, por parte del jefe de seguridad y un policía que resguardada el espacio de resguardo de automóviles.

Estod ilícitos no solo afecta a Cuauhtémoc sino también a otras como Miguel Hidalgo y basta con recordar la golpiza que los valets le dieron a un cliente por reclamar una cuenta desmedida en el estacionamiento del Borrego Viudo.

Estos hechos también surgen a diario en los estacionamientos del Centro Histórico, donde los empleados se roban pertenencias, objetos e incluso manuales y combustible de los automóviles.
Historias hay muchas, se denuncian, llegan a redes, pero no hacen nada las autoridades.

En las calles de Palma y Venustiano Carranza, en el Centro Histórico, los usuarios prácticamente deben de ir con calculadora en mano, porque son abusivos y montoneros y por menos de una hora quieren cobrar 2 o 3 horas, bueno no quieren, las cobran. Es una práctica de antaño que ninguna autoridad ha puesto atención.
Cuando un usuario les reclama, los cobradores y los acomodadores golpean a los automovilistas y a pesar de haber policías en las inmediaciones no hacen nada.

Al final los estacionamientos son tierra de nadie, ninguna les o autoridad les pone un alto. Y nadie ejerce control sobre ellos. Los abusos ocurren diario y la gente los hace más evidentes en redes sociales, pero siempre la respuesta es el silencio de las autoridades, porque muchos de esos estacionamientos son de funcionarios del Gobierno.

Ni las alcaldías ni el Invea son capaces de hacer revisiones a esos sitios de ilícitos.
Y Sepa La Bola… pero Claudia Sheinbaum, presidenta electa, nombró a los primeros seis de su gabinete y resalta la presentación de dos senadores electos de Morena, Marcelo Ebrard y Ernestina Godoy, quienes ganaron en las votaciones, pero ahora no van a asumir.

Ahora entrarán sus suplentes a la Cámara Alta sin siquiera haber movido un dedo en la pasada elección. Por Marcelo Ebrard entra Emmanuel Reyes Carmona y por Ernestina Godoy va a llega Karen Castrejón Trujillo.

Con los movimientos anunciados queda claro que en Morena y sus aliados hasta los que no hacen campaña ganan.