Es investigación, no espionaje: AMLO Sobre Antsua

Por Araceli Olivares

El presidente Andrés Manuel López Obrador se negó que su gobierno espía a sus adversarios, y dijo que el sistema Antsua, empresa que vende el programa Pegasus, fue adquirido por el Ejército para realizar trabajos de inteligencia.

Molesto, el mandatario pidió a quien tenga pruebas de que su gobierno espía a periodistas u oposición, a que presenten las pruebas correspondientes, y aseguro que es una mentira.

 “No es cierto que se espíe a periodistas o a opositores, no somos iguales a los anteriores, no es cierto. Yo hice el compromiso de que nadie iba a ser espiado, ningún opositor, si tienen pruebas que las presenten”, dijo.

Al ser cuestionado por el caso de por lo menos tres periodistas espiados y activistas, el mandatario señaló que no tiene motivo para espiar a nadie.

«Yo hice el compromiso de que nadie iba a ser espiado, ningún opositor, entonces si tienen pruebas, que las presenten. He estado leyendo sobre esta denuncia y la verdad no hay elementos; no tendríamos por qué», aseguró.

No obstante, de que se le indicó que hay pruebas, derivadas del hackeo al sistema informativo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), López Obrador dijo que es un asunto de golpeteo contra su gobierno por parte de sus opositores que tienen una campaña muy costosa en su contra.

«Espían de afuera, está demostrado que reciben dinero de Estados Unidos estas llamadas asociaciones civiles, y también de quienes antes no pagaban impuestos y ahora tienen que pagar impuestos y están molestísimo aunque tampoco mucho porque son bastante cicateros, además son codos, y de los partidos opositores que hay que ver cuánto de publicidad están destinando los partidos, y toda esa publicidad es en contra nuestra, aunque no hay nada aquel tener y garantizar el derecho a disentir y respetar la libertad de expresión, de manifestación de las ideas, esto por ejemplo, poder debatir, polemizar pero no perseguir a nadie», aseguró.

Pero también dijo que se había de dentro del país y por ello fue el hackeo de hace unos días a la Sedena.

Y dijo que hay una hipótesis que ese hackeo fue en respuesta al apoyo a Julián Assange. Del país, espían adentro, bueno nos hackearon, pero siempre hemos salido ilesos», dijo.

El mandatario recordó que los principios qué lo rigen es no robar, mentir ni traicionar al pueblo, y crítico a la prensa que casi toda, aplaudía a los anteriores gobiernos.

«Sí, yo he dicho no se va a espiar a nadie, a ningún periodista, a nadie pues yo no tengo una doble moral, un doble discurso, no soy conservador; mi doctrina no es la hipocresía como los anteriores gobiernos a los que ustedes aplaudían.

«Entonces si tienen las pruebas es muy sencillo que presentan: ‘El presidente miente’, pero no voy a mentir porque aunque les cueste trabajo aceptarlo, tenemos tres principios que nos guían: No mentir, no robar, no traicionar al pueblo, y eso les parece increíble, pero debe tomarse en cuenta que encabezo un movimiento de transformación», puntualizó.

Resaltó que no le gusta la calumnia del ‘hampa del periodismo’ y dijo que ‘no hay que hacer grande un asunto que no tiene relevancia, porque es mentira’, un tema de sus adversarios porque no le sale «nada bien».

Aunado a ello, aseguró que él sí ha sido espiado desde 1988.

En su conferencia mañanera de este martes, dijo que hoy o mañana la Sedena presentará las pruebas sobre su dicho.