Empresarios Weinberg investigados por autoridades

Pablo Daniel.N

El Gobierno Federal investiga, desde have 2 años, a los empresarios Mauricio Samuel Weinberg López y Jonathan Alexis Weinberg Pinto, padre e hijo, respectivamente, por presuntamente ser socios y prestanombres del ex secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) rastrea los negocios que los empresarios realizaron con uno de los principales hombres del presidente Felipe Calderón, tanto en México como en Estados Unidos.

Se les ha relacionado como dueños de empresas de seguridad privada como ICIT Holding y Nunvav Inc., ambas vinculadas con García Luna.

Pero ahora, un juez federal ordenó su aprehensión junto con 59 personas, entre ellas, García Luna, ya que la Fiscalía General de la República (FGR) los señaló por su presunta responsabilidad en delitos de peculado, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Las investigaciones contra los empresarios, indican que el 9 de febrero del presente año, el titular de la UIF, Pablo Gómez, dio detalle de un caso en la conferencia mañanera de Palacio Nacional.

Ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario presentó datos sobre el juicio civil que se lleva a cabo en el estado de Florida, en Estados Unidos, contra Genaro García Luna y diversas personas y empresas que formaron parte de la red de corrupción encabezada supuestamente por el ex secretario.

“Durante el tiempo que Genaro García Luna ejerció su cargo como secretario de Seguridad Pública del gobierno federal y posteriormente a ello, tejió una red de corrupción y lavado de dinero para beneficio personal y de sus socios cercanos.

“Bajo auspicio de García Luna, un conglomerado empresarial familiar que opera en distintos países obtuvo 30 contratos con diversos órganos de seguridad pública en México, a partir de los cuales se extrajeron recursos públicos por un monto de 745.9 millones de dólares, y sigue el examen de otras operaciones, no hemos terminado”, advirtió.

Mencionó que la UIF identificó la red de corrupción, su forma de operación, los montos y la ruta que siguieron los recursos.
En consecuencia, incluyó en la lista de personas bloqueadas a quienes participaron en esta confabulación y presentó denuncias ante la Fiscalía General de la República el 24 de diciembre de 2019 por hechos relacionados con delitos de corrupción, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.