Detienen extradición de El Betillo

Por Brenda Torres

La extradición a Estados Unidos, de Mario Alberto Cárdenas Medina, El Betillo o El Betito, señalado como líder del cártel del Golfo y sobrino del capo Osiel Cárdenas Guillén, fue detenida por una juez.

Desde el 17 de noviembre, el subsecretario de Seguridad Pública, de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, señaló que El Betito fue absuelto por un juez federal, quien ordenó su libertad.

“Esta persona fue detenida en portación de armas de fuego y drogas; sin embargo, para el juez existía duda razonable sobre que él hubiera portado esa arma y esa droga, lo absolvió. Ya se recurrió el asunto, pero el sujeto recupera por lo pronto la libertad. También por este hecho se presenta denuncia penal y queja ante al Consejo de la Judicatura (Federal)”, expuso.

Mario Alberto se amparó contra una orden de detención con fines de extradición.

Sandra Leticia Robledo Magaña, jueza Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal, quien le concedió la medida cautelar, la cual evita su entrega a los norteamericanos.

La Fiscalía General de la República (FGR) capturó a El Betillo a fines de junio de 2019, tras un operativo en el municipio de Naucalpan, Estado de México.

Al momento de detención se le encontró en poder de un arma de fuego con diez cartuchos útiles, narcóticos y cuatro teléfonos celulares de diferentes marcas y modelos.

Tras diversas reposiciones, la FGR consiguió hasta el 30 de noviembre del mismo año que un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el penal de máxima seguridad del Altiplano lo vinculara a proceso.

De acuerdo con la causa penal 298/2019, la FGR intervino el teléfono de El Betillo a comienzos de 2019. La dependencia pudo conocer que el hijo de Mario Cárdenas Guillén, El M1, presuntamente estaba involucrado en el secuestro y tráfico de indocumentados en Tamaulipas, así como en el trasiego de drogas y en la compra de armamento bélico.

.