Depende transformación del transporte en las ciudades de líderes comprometidos

Karla Mendez

A nivel mundial más del 50% de los habitantes de ciudades tienen que destinar al menos una hora al día para acceder a lugares de trabajo, educación y servicios, ante la falta de financiamiento e impulso de un transporte público y activo eficiente, lo que ha contribuido al surgimiento de “metrópolis enfermas” y más contaminantes, afirmó

Felipe Ramírez Buitrago, director global de Movilidad Urbana del Instituto de Recursos Mundiales (WRI por sus siglas en inglés)
Dijo que las grandes metrópolis como Ciudad de México necesitan de líderes comprometidos con la agenda de Cambio Climático 2030, con la transformación de la electromovilidad y con acuerdos de financiamiento para tener un futuro sostenible.

En la conferencia magistral “Cambio climático y transporte: objetivos globales y financiación”, que ofreció en el 15 Congreso Internacional de Transporte.

“La ruta del cambio al 2030”, sostuvo que la deficiente movilidad en las urbes no solo impacta en el cambio climático, al elevar la emisión de gases de efecto invernadero, sino en la felicidad y la calidad de vida de las personas.

Durante su participación en el foro que organizó la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), en el Centro Cultural Jaime Torres Bodet del Instituto Politécnico Nacional (IPN), expuso que las personas que sufren principalmente por esta situación son las más vulnerables y pobres, además de mujeres y gente de la tercera edad, que tienen que moverse en las ciudades por más de 60 y 90 minutos con infraestructura inadecuada, y esto en el caso de que lleguen a acceder al transporte público.

Indicó que la inversión destinada al cambio climático global en el periodo 2021-2022 fue de 1.3 trillones de dólares, cuando lo que se requiere es un monto entre cuatro y nueve veces mayor.

El director de WRI dijo que el panorama se complica, debido a que solo seis por ciento de esta cifra va al financiamiento del transporte activo (caminata) y de dos o tres ruedas; únicamente 27 por ciento está dirigido al transporte público, 15 para transporte férreo “y lo que más sorprende es que 46 por ciento es para infraestructura vial o de vías privadas”.

Con base en datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aseguró que solo 37 por ciento de la población residente en las ciudades tiene acceso conveniente al transporte público.

“Adicionalmente, el transporte emite 25 por ciento de las emisiones globales de carbón y el transporte carretero genera un 72 por ciento de esas emisiones, lo que incluye vehículos privados, buses y la forma en que nos movemos en ciudades”, indicó.

Recordó que en Bogotá, Colombia, el promedio de viajes diarios de una persona era de dos, es decir la ida y vuelta al trabajo. “Nos dimos cuenta que la gente no tiene otro tipo de actividad en su diario vivir (por los graves problemas de movilidad) y eso debería alertarnos, porque estamos creando ciudades enfermas”.

Felipe Ramírez Buitrago afirmó que las grandes metrópolis como Ciudad de México necesitan de líderes comprometidos con la agenda de Cambio Climático 2030, con la transformación de la electromovilidad y con acuerdos de financiamiento para tener un futuro sostenible.

“Aquellos líderes que entiendan y que realmente se involucren en las políticas públicas para mejorar los sistemas de transporte, ayudarán en las necesidades de sus ciudades y del mundo, se tiene que entender que los vehículos ya no son los medios más eficientes, pero para cualquier cambio se necesitan recursos y poder cumplir los acuerdos mundiales”, indicó el especialista mundial.

“Las ciudades que vivimos diario necesitan un cambio y como seguimos avanzando de una manera más eficientes, se necesita ver a dónde queremos llevar a nuestras ciudades, si queremos ser responsables o no”, enfatizó.