Coinciden “corcholatas” en evento de AMLO.

Por Karina Salas

El presidente Andrés Manuel López Obrador reinauguró el Recinto Parlamentario de Palacio Nacional y junto con las “corcholatas presidenciales” estuvieron bajo el “ojo de Dios y el “Gorro Frigio” –símbolo de la libertad- que decoran el inmueble-.

Durante la ceremonia el presidente López Obrador estuvo acompañado en la línea de honor por su esposa, la doctora Beatriz Gutiérrez Müller, la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna (Morena)

Detrás del Mandatario, se colocaron la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández y el secretario de relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

La única oradora de la ceremonia fue la presidenta del Senado Olga Sánchez Cordero, quien dijo que era un triple honor acompañar al Presidente por el valor de este recinto y lo que representa por proceso histórico-político que entrelaza a las primeras dos grandes transformaciones del país. 

“En segundo lugar, porque como mujer, al recordar y hacer consciencia de que hace dos siglos las mujeres no podíamos ni siquiera entrar a este espacio… En tercer lugar, porque tengo el privilegio de que esta restauración y reapertura, es parte de un gran proyecto que ha impulsado el Presidente de la República en todo el Palacio Nacional”.

Ahí Sánchez Cordero recordó al constituyente, periodista y liberal Francisco Zarco, quien advirtió que, si un día resucita la reacción, intentará destruir cuanto hayamos hecho.

“Pero para ese caso, que es muy remoto, porque el país ha progresado en su adhesión a la libertad, porque los elementos de la reacción son cada día más débiles, para ese caso que podamos alejar, si nos mantenemos firmemente unidos, dejemos realizadas las reformas, dejemos los hechos consumados, que no puedan destruir esta revolución”.