Circe no es Juanito

En el escenario político actual, Circe Camacho Bastida, candidata a la alcaldía de Xochimilco, por el PT, tiene que entender que no es Juanito, Rafael Acosta Ángeles, aque que ganó en la alcaldía Iztapalapa, aunque luego lo despejaron para darle ese espacio a Clara Brugada.

Y es por eso que Clara Brugada también enfrentan desafíos significativos para tratar de subir a Circe, que nada más no despega ni con toda la ayuda del mundo.

Para muestra el desaire del evento vacío de Circe Camacho, y es conocido que ella es una aspirante del cargo como parte de la coalición PT y PVEM y la sumaron a Morena, por imposición pero no avanza.

Actualmente, Camacho Bastida se desempeña como diputada local del Partido del Trabajo, a donde había llegado siempre por los votos de otros partidos, ya que en la capital el PT está acabado.

Por otro lado, Clara Brugada ha experimentado situaciones similares. Durante el arranque de Janecarlo en GAM, Brugada experimentó un vacío de apoyo. Además, ha habido tensiones en eventos de Morena donde se ha culpado a Brugada por el fracaso de ciertos eventos.

Estos eventos vacíos podrían ser interpretados como un reflejo del descontento o la indiferencia de la población hacia estas figuras políticas. Sin embargo, es importante recordar que la política es dinámica y las percepciones pueden cambiar rápidamente.

Un desafío adicional para Camacho Bastida es la falta de acompañamiento en sus eventos. Este hecho podría ser un indicador de que la candidata no ha logrado conectar con la ciudadanía o que su propuesta política no ha sido bien recibida.

Es evidente que tanto Circe Camacho como Clara Brugada tienen desafíos significativos que superar para ganar el apoyo de la población.

Mientras que Juanito pudo ganar Iztapalapa por el PT antes de ser reemplazado por Brugada, parece que Camacho, también del PT, no ha logrado el mismo nivel de apoyo.

El panorama político para Circe Camacho Bastida y Clara Brugada presenta desafíos que deben ser abordados para lograr una mayor conexión con la ciudadanía. Sus campañas necesitan un impulso significativo para aumentar su visibilidad y apoyo.

Por lo que es seguro es que la Alianza lleva todas las de ganar en Xochimilco con  Gabriel Del Monte.