Atole con  El dedo

Sepa La Bola

Claudia Bolaños

El Poder Judicial del Estado de México le dio atole con el dedo a la Victoria Figueiras, mamá de la pequeña que presuntamente fue víctima de abuso sexual de su tío paterno, Alejandro, puesto que sólo le informó, como ventanilla de trámite, que su inconformidad tenía que canalizarlarla a través de la presentación de un recurso de apelación de la sentencia absolutoria del juez de los juzgados de Tlalnepantla, Juan Manuel Alejandro Martínez Vitela.

La madre de la menor acudió a una reunión con el Poder Judicial para denunciar las tropelías y la falta de sensibilidad y compromiso del juez y solo encontró el tramposo entramado, con la respuesta que todo mundo sabía: presente su queja ante la Contraloría y apele la resolución ante el Tribunal de Alzada (Magistrados).

Nada nuevo surgió  de esa reunión, el agresor sigue en libertad, analizando la posibilidad de tramitar un amparo para evitar ser detenido y la víctima indirecta confía en su abogado y en la buena «voluntad» del Poder Judicial Mexiquense.

Esta institución judicial del Estado de México nada hizo por mostrar sus preocupación y apego con la víctima; es decir, la actuación de su juez no puso al centro de las decisiones a la víctimas y en cambio exhibió la podredumbre intelectual del juzgador, que si bien avaló la comisión del delito, lo desacreditó porque la niña no recordó el lugar y día de los hechos.

Constantes son las denuncias y quejas de víctimas, procesados y responsables de delitos, así como de sus familias, de abusos, distorsiones y corrupción de jueces y juezas en el Poder Judicial del Estado de México, el cual camina sin compromisos y sin la supervsión de nadie, mucho menos, con el compromiso de rendición se cuentas.

La parálisis de ocho horas en el Periférico evidenció la grave crisis institucional en el que está sumido el Tribunal Superior de Justicia mexiquense el cual tuvo la desfachatez de avalar la determinación del juez mediante un comunicado, que más allá de una explicación jurídica, fue la respuesta visceral para intentar detener fallidamente, la andanada de críticas en su contra.

La movilización social y la exigencia de las víctimas tuvieron mayor fortaleza y doblegaron al presidente del Tribunal Judicial del Estado de México magistrado Ricardo Sodi Cuellar, por lo que el comunicado de prensa no duró un día en su plataforma oficial.

Eso demuestra la necesidad y urgencia de aplicar una reforma a los podres judiciales de las 32 entidades federativas, no así al Poder Judicial de la Federación, el cual se caracteriza por altos estándares de servicio y su alto grado de profesionalizaicon de jueces y magistrados ministros y mínimas.

Y Sepa la Bola… pero señalan que algunos funcionarios del Infonavit, andan desviados de sus actividades rectas y claras. Señalan que Rosario Tayanara Calva Hernández, Gerente Senior de Administración de Bienes y Servicios y José Socorro Gómez Navarro, Gerente de Desarrollo Inmobiliario están en el ojo del huracán pues dicen que tuvieron que ver con algunos aspectos no claros para que empresas califiquen para diversas licitaciones que emite el organismo.

Se espera que en los próximos días  se presenten quejas por lo que está ocurriendo. Y también piden el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador para intervenir. Además solicitan al director del Infonavit, Carlos Martínez, para que intervenga y su administración no se vea manchada.

Y Sepa La Bola… pero en la contienda por la alcaldía de Álvaro Obregón, Javier López Casarín, candidato de Morena, se encuentra bajo el escrutinio público debido a acusaciones de fraude y comportamiento violento.

Fue señalado que López Casarín, impuesto por Marcelo Ebrard, contrató servicios digitales y de campo para su campaña, pero no cumplió con los pagos, que ascienden a millones de pesos.

Esta situación ya llevó a los vecinos a cuestionar su idoneidad si busca gobernar la alcaldía, y muchos han decidido no brindarle su apoyo, temiendo que los traicione y termine por socavar el gobierno de Morena en la localidad.

Es interesante notar que López Casarín no logró conectarse con la gente por símismo, por lo que recurrió a servicios que no pagadó, pero que le ayudaron a ganar popularidad.

Pasó de ser un completo desconocido a ser percibido como alguien cercano, pero no gracias a sus propios méritos, sino debido a la reputación que se creó a través de servicios no remunerados, acumulando una deuda que supera el millón de pesos.

Además, se vecinos ya plantean la necesidad de fiscalizar la campaña de López Casarín, ya que se ha descubierto que utiliza la cuenta de su esposa, Marisa Hernández, para promocionar su imagen y evitar que sea contabilizada por el Instituto Nacional Electoral.

En el último mes, informes de Meta, indican que esta cuenta ha gastado 857 mil pesos en beneficio de la esposa de Casarín, en un intento por mejorar su imagen, aunque sin éxito.

Según denuncias públicas, López Casarín, impuesto por Marcelo Ebrard, candidato al Senado, tampoco ha pagado a los brigadistas que solicitó para cada una de las colonias de la alcaldía. Estas brigadas y la estrategia digital implementada lograron mejorar su imagen, pero incluso eso no fue suficiente para que cumpliera con sus obligaciones financieras.

Además de las deudas con los servicios contratados, López Casarín también enfrenta acusaciones de deber cerca de 300 mil pesos en gastos relacionados con redes sociales. En Nuevo León, también se le ha acusó de estar involucrado en un fraude millonario, lo que ha resultado en 23 carpetas de investigación en su contra, aunque eso se cerró.

Ante estos hechos, los habitantes de Álvaro Obregón están difundiendo cadenas de mensajes para advertir a otros sobre Javier López Casarín y no dejarse engañar por sus falsedades. Existe la creencia de que su ambición desmedida lo lleva a querer apoderarse de la alcaldía a costa del trabajo de otros.

Resulta irónico que, en el gobierno federal de Morena, se critica el uso de bots, pero López Casarín los utiliza y paga millones por ellos. Esto plantea interrogantes sobre la coherencia y la ética del candidato, ya que parece contradecir los principios y valores que su partido defiende.

En resumen, Javier López Casarín se encuentra en el ojo del huracán debido a las acusaciones de fraude, falta de pago a brigadistas y el uso de servicios sin remunerar. Estas acciones han generado desconfianza entre los vecinos de Álvaro Obregón, quienes dudan de su capacidad para gobernar la alcaldía. El candidato enfrenta el desafío de demostrar su integridad y cumplir con sus obligaciones financieras antes de que la reputación de su campaña se vea aún más comprometida.

Recuerda que esta columna periodística se basa en la información que me proporcionaste y no refleja necesariamente la realidad. Si necesitas más detalles o deseas agregar algo más, no dudes en decírmelo.

Candidato de Morena a Álvaro Obregón, Javier López Casarín, acusado de defraudador

Esrhela Hernández

Javier López Casarín, candidato de Morena y Marcelo Ebrard a la alcaldía Álvaro Obregón fue acusado de defraudador y violentador.

López Casarín solicitó servicios digitales para su campaña, así como de campo y no cubrió los pagos que ascienden a millones de pesos.

Eso le ha valido que los vecinos lo acusen de ser una persona no apta para gobernar la alcaldía, por lo que piden no darle su apoyo, pues los traicionará y terminará por destruir la alcaldía como gobierno de Morena.

López Casarín no logró identificarse con la gente por si solo, por lo que solicitó los servicios que no ha pagado, lo que le ayudó a subir en su preferencia.

De ser un perfecto desconocido, de llegar a territorio como un «conquistador de naciones», empezó a ser visto como alguien cercano, pero no por él, sino por la reputación que le crearon con los servicios que no ha pagado y cuyo adeudo supera el millón de pesos.

Incluso, la campaña de López Casarín se debe fiscalizar, pues utiliza la cuenta de su esposa Marisa Hernández, para pautar su imagen y así evitar aer contabilizada por el Instituto Nacional Electoral. En el último mes, reportes de Meta señalan que esa cuenta ha pautado 857 mil pesos, a favor de la esposa de Casarín, pero tratando de mejorar su imagen, lo cual ya no ha podido.

De acuerdo con denuncias públicas, López Casarín, impuesto por Marcelo Ebrard, candidato al Senado, no ha pagado tampoco a brigadistas ,que pidió conformar para cada una de las colonias de la alcaldía.

Con esas brigadas y la sectorización digital que se le hizo se mejoró su imagen, pero ni eso sirvió para que pagara.

También debe cerca de 300 mil pesos, lo acusan de esos gastos son de social media.

En Nuevo León se le acusó de un fraude millonario con 23 carpetas de investigación caso que fue juzgado.

Ante esos hechos, los propios habitantes de Álvaro Obregón están haciendo cadenas de mensajes donde piden no escuchar ni atender los menajes falsos de Javier López Casarín.

Aseguran que sus falacias van tan alto, que quiere apoderarse de la alcaldía a costa del trabajo de otros.

En el gobierno federal de Morena se queja del uso de bots, pero López Casarín los utiliza y paga millones por ello.