Atacan normalistas de Ayotzinapa cuartel militar durante protesta, sale policía militar y tanquetas

Por Pablo Daniel N

Notmalistas de Ayotzinapa atacaron con petardos y cohetes a policías y militares en un cuartel del Ejército en Ciudad de México, durante una protesta por la desaparición de 43 estudiantes.

Por los ataques de normalistas de Ayotzinapa, el ejército puso en marcha un llamado de ataque mediante la Banda para el uso de tanquetas para lanzar chorros de agua.

Al tiempo en que la Banda de Guerra entonaba dicho toque de ordenanza, los colectivos afines al movimiento de los 43 desaparecidos, arrojaron decenas de explosivos de fabricación casera que estallaron a unos pasos de las vallas de seguridad.

Se extendió como primera barricada, un amplio grupo de policías antimotines que en un hecho histórico participaron en la defensa de una instalación militar, quizá la más importante a nivel nacional por la concentración masiva de tropas, especialistas y altos mandos.

Los manifestantes arrancaron rejas perimetrales y tiraron dos puertas con rejas de metal, lo cual permitió arreciar el ataque con petardos y cohetones al personal militar y a policías antimotines de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) que también participaron en la protección, dentro la instalación castrense.

Las tanquetas hicieron correr a todos, y la policía militar armada con escudos y toletes largos agredieron verbalmente a medios de comunicación.

Tras una serie de discursos de padres de las víctimas y líderes estudiantiles, jóvenes encapuchados lanzaron piedras y explosivos al interior del Campo Militar 1, resguardado por agentes antimotines.

Al grito de «asesinos», los manifestantes también rompieron rejas y se adentraron unos pasos en la guarnición, adonde llegaron este viernes luego de protestar el miércoles y el jueves en las sedes de la embajada de Israel y de la Fiscalía General.

El caso de Ayotzinapa volvió al primer plano el pasado 18 de agosto, luego de que una comisión creada por López Obrador divulgara un informe que refuta la llamada «verdad histórica» de los hechos planteada por el anterior gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Por el caso, México pide a Israel la entrega de Tomás Zerón, jefe de la Agencia de Investigación Criminal en el gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), quien huyó a ese país.