AMLO niega persecución contra «Alito»

Mariana Ramos
El presidente Andrés Manuel López Obrador negó ordenar una persecución política en contra del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, y reiteró que no hay venganza ni fabricación de delitos en su contra.

“Nosotros no llevamos a cabo ninguna persecución política y a mí me pueden acusar de muchas cosas, pueden inventar muchas cosas mis adversarios, pero nunca van a poder decir que soy incongruente”, aseguró.

Agregó que “no es mi fuerte la venganza, no fabricamos delitos, no somos iguales”.

Comentó que el tema de la solicitud de desafuero está en manos de la Fiscalía General del Estado de Campeche, y su gobierno no tiene participación alguna.

“Eso es un asunto que tiene que ver con las autoridades de Campeche que es una entidad independiente y soberana que tienen facultades para investigar y proceder”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa, desde Palacio Nacional.

Este martes, luego de la solicitud de desafuero a Alejandro Moreno, mejor conocido como «Alito», dirigente Nacional del PRI, por parte de la Fiscalía de Campeche a la Cámara de Diputados en su contra, contestó que de Morena no espera justicia sino venganza, pero se dijo confiado de las instituciones.

Acusó al partido oficial de una persecución política en su contra, pero dijo que no se dejará doblegar ni asustar.

En un video subido a sus redes sociales, enfatizó que de Morena “espero venganza. Me amenazaron con que se dejarían venir con todo y lo están cumpliendo”.